Excite

Una pareja pierde 108 kilos tras dejar la comida basura

  • dailymail.co.uk

Toda adicción tiene sus consecuencias negativas para el cuerpo humano, ya sea a algún tipo de sustancia, a la comida rápida o incluso al deporte. El caso de Emma y Dylan Smith y su adicción a la comida basura (comían todos los dias en McDonalds y Burger King) da buena cuenta de ello, ya que tras dejar de acudir a estas cadenas han perdido en total 108 kilos.

Este matrimonio británico comía todos tres muffins de McDonals para desayunar, además de dos 'wraps' de pollo cada uno para almorzar. Emma, de 28 años, reconoce que vivían para la comida basura y que tomaban McFlurrys como tentempiés. Asimismo, asegura que los empleados de las cadenas de comida rápida les servían sus pedidos sin preguntar qué deseaban, puesto que ya les conocían y sabían lo que querían.

Para cenar, el matrimonio, que tiene cuatro hijos, siempre pedía comida de Burger King o KFC, por lo que nunca cocinaban en casa y les produjo serios problemas de anemia. Emma llegó a pesar casi 140 kilos, mientras que la báscula marcaba para Dylan 108 kilos.

Dylan y Emma fueron conscientes de su problema en julio de 2011, cuando fueron a un parque de atracciones para celebrar el cuarto cumpleaños de unos de sus hijos y no pudieron subir a ninguna de las atracciones porque los cinturones de seguridad no cerraban. La pareja intentó, sin éxito, perder peso a su manera hasta enero de 2012, cuando pidieron ayuda profesional y gracias a la dieta, consiguieron bajar casi 108 kilos entre los dos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018