Excite

Una mujer se provoca una ceguera permanente para ser feliz

  • Twitter

Todos los niños tienen sueños. Deseos que se acaban cumpliendo o no. Algunos quieren ser futbolistas, otras princesas y otros simplemente felices. Este último es el caso de Jewel Shuping, de Carolina del Norte, aunque su meta no era tan fácil de alcanzar.

Desde los seis años, Jewel decía que quería ser ciega, que era su meta en la vida, puesto que consideraba que así se consideraba "más cómoda" y que todo hubiera sido mejor para ella si hubiese nacido con esta discapacidad.

A raíz de esto, Jewel hacía todo lo posible para dañar sus ojos y quedarse ciega, como por ejemplo mirar directamente al Sol, algo que está especialmente contraindicado. Tal era su obsesión que aprendió a leer en braile y siempre que podía intentaba moverse por su entorno con los ojos cerrados.

FOTOGALERÍA: Las enfermedades más raras del mundo

Finalmente, un día consiguió su sueño, ya que convenció ni más ni menos que a su psicólogo para que le vertiera limpiador de tuberías en los ojos, algo que no solamente le quemó los globos oculares, sino también parte de la cara.

Jewel fue diagnosticada de 'Desorden de identidad de la integridad corporal', una enfermedad que hace que quienes lo padecen crean realmente que deberían haber venido al mundo con una discapacidad, llevando a muchos a automutilarse para verse realizados.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018