Excite

Un gran número de personas no se protege correctamente de los rayos solares

Como consecuencia de las largas exposiciones al sol en las playas durante los meses de verano, la incidencia de cáncer de piel (melanoma) ha aumentado un 237% durante los últimos treinta años.

Cuando se diagnostica a tiempo, es un cáncer que llega a curarse en el 95% de los casos. El problema principal con este tipo de tumores es que tiende a hacer metástasis, extendiéndose a otras partes del cuerpo.

Los expertos reunidos en el Congreso Anual de la Sociedad Americana de Oncología, celebrado en junio, recomiendan que no se tome el sol entre las 11 y las 16 horas, y que se utilice siempre cremas protectoras. Así mismo, los especialistas aconsejan que las personas menores de 20 años que tengan más de 50 lunares vayan al dermatólogo para que evalúe el riesgo de dichos lunares.

El melanoma es el segundo tipo de cáncer más común entre los 16 y los 30 años, pero es precisamente este grupo de edad el que menos protege su piel de la exposición al sol. Además, se exponen al sol con más frecuencia durante las horas de mayor riesgo, se queman más y usan menos las cremas protectoras.

Los efectos de las radiaciones solares son acumulativos. Esto significa que las quemaduras producidas antes de los 15 años de edad pueden contribuir mucho más tarde a la aparición del cáncer de piel.

A pesar de las advertencias, el 20% de los españoles se tumba a tomar el sol entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde. Además, el 87% de las personas no se aplica la crema protectora adecuadamente: hay que elegir un factor de protección por encima de 15, aplicarlo media hora antes de la exposición al sol y luego cada dos horas y después de cada baño para asegurar una protección eficaz.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017