Excite

Trucos para quitar el pañal a un niño

Aprender unos trucos para quitar el pañal a un niño es fundamental si queremos que se acostumbre a ir al servicio y avance en su desarrollo psicosocial de forma adecuada, siempre que se sigan las pautas correctas y en los momentos adecuados.

    @Mundodebebees - Twitter

Pasos para que deje el pañal

Mientras que hay niños a los que quitarle el pañal es muy fácil, otros, están bastante más aferrados a sus pañales y tenemos que trabajar más su desapego. Según la psicóloga Teresa Rosillo, autora de "Dejar el pañal, un programa en 5 pasos", debemos tener cuidado puesto que una retirada incorrecta del pañal puede crear problemas posteriores en los niños".

En el libro de Rosillo se recomienda que para los niños varones se les acostumbre a hacerlo sentados en el váter para que, al tiempo que hace pipí pueda defecar si tiene ganas. Cuando ya sepa diferenciar cada necesidad y posea una altura adecuada, puede comenzar a hacer pis de pie dándole las pautas adecuadas con la cremallera, los calzoncillos, etc.

Para que pueda usar el retrete con mayor comodidad podemos comprar un escalón para el váter y papel húmedo para enseñarle a limpiarse. Aunque no lo parezca, el hecho de que nuestro hijo nos acompañe al baño y nos servirá para que naturalice el proceso y lo pueda interiorizar.

El refuerzo, sobre todo las primeras veces que hace pipí o caca en el cuarto de baño, es muy importante. No debemos hacerle una fiesta pero sí tiene que quedarle claro que lo que ha hecho es positivo.

Cuando jugamos con el niño es ideal crear historias en las que hagamos cosas que se hacen en la vida real, y hacer pis o caca es una de ellas. De esta manera, el niño puede tener claro unos patrones de comportamiento que va adquiriendo.

Es muy importante que aprendamos a tener paciencia ya que, aunque les digamos que tienen que pedirnos ir al baño cuando sientan ganas de ir, muchos no aprenden a pedirlo hasta mucho después. Este aprendizaje puede alargarse por más de un año. Por ello es fundamental explicarles lo importante que es que cuando sientan ganas deben dejar de jugar o hacer lo que estén haciendo e ir al lavabo.

Prevenir también es una buena idea. Por eso, antes de salir de casa no está de más que vayamos con nuestro hijo al baño y lo sentemos por si tuviera ganas. De esta manera podemos evitar alguna sorpresa y lo acostumbramos más a ese hábito.

Por último, es importante saber actuar cuando se lo haga encima. No debemos interrumpirlo porque luego se le va a cortar y no conseguiremos que siga haciéndolo en el váter. Es mejor dejarlo, limpiarle y cambiar la ropa lo antes posible.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018