Excite

Aprende cuáles son los diferentes tipos de tumores benignos

Si existe una enfermedad que preocupe actualmente a personas de todas las edades, es el cáncer. Al hablar de tumores la mayoría de los ciudadanos establecen una relación directa con el desarrollo de esta enfermedad. Lejos de ser siempre malignos, existen diferentes tipos de tumores benignos a tener muy en cuenta antes de alarmarnos de forma precipitada.

Los tumores benignos más habituales

Un tumor benigno es un tipo de neoplasia que carece de malignidad, es decir, al hablar de tipos de tumores benignos no hablamos de tumores cancerosos, ya que estas tumoraciones no invaden los tejidos adyacentes y no realizan metástasis. Del mismo modo, estos tumores no acostumbran a presentar una amenaza grave para la salud de quienes los padecen.

Padecer un tumor benigno sólo puede llegar a suponer una amenaza para la salud, y ocasionar complicaciones graves, cuando la tumoración provoca un efecto de compresión de un órgano vital o cuando los tejidos dañados provocan una alta cantidad de hormonas. En raras ocasiones los tumores benignos pueden llegar a transformarse en malignos, por lo que, en caso de tener un bulto visible, clasificado de benigno por el médico, es importante permanecer atento a su evolución y crecimiento.

Algunos de los tipos de tumores benignos más comunes son:

  • Papiloma. Se manifiesta en una masa protuberante de la piel, como por ejemplo un quiste.
  • Osteoma. Tumor benigno con origen óseo.
  • Mioma. Tumoración del tejido muscular.
  • Nevus. Uno de los más habituales. El Nevus es un pequeño tumor cutáneo como por ejemplo los lunares.
  • Lipoma. Otro de los más comunes. Tumor en un tejido adiposo.
  • Angioma. El presente por ejemplo en marcas de nacimiento. Tumoración compuesta de pequeños vasos sanguíneos.
  • Teratoma. Este tumor de origen embrionario es padecido por un porcentaje más elevado de población de lo que puede parecer a priori. El teratoma es un tumor que suele contener pelo, diente o hueso, y en ocasiones, tejidos de órganos como el hígado y el pulmón.
  • Adenoma. Tumoración en torno a las glándulas.

Además debes saber

Los tumores benignos no suelen necesitar de tratamiento farmacológico, aunque, en no pocas ocasiones, se hace necesario recurrir a la cirugía. Además los diferentes tipos de tumores benignos pueden ser asintomáticos o producir síntomas tales como la hiperproducción hormonal o la obstrucción intestinal.

En el caso de las mamas es importante recordar que los pechos femeninos contienen glándulas que pueden inflamarse ligeramente durante el período, por lo que siempre es mejor visitar a un médico ante cualquier posible alerta en la autoexploración.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017