Excite

¿Son las personas menos inteligentes más felices?

En el imaginario común encontramos al sabio huraño que se preocupa solo de sus libros y sus experimentos, en contraste con los felices campesinos que celebran la cosecha bailando en el campo. Se trata de estereotipos que, por supuesto, no se adaptan a la realidad más que en contadas ocasiones. Hay campesinos tristes y sabios muy felices y también toda la gama intermedia.

La psicología se ha ocupado durante décadas del tema de la felicidad y de su relación con la inteligencia. Los resultados de los múltiples estudios realizados muestran que no hay relación directa entre inteligencia y felicidad. Sin embargo, es posible que haya una relación indirecta, pues algunos estudios mostraron que las personas más felices estaban en el rango medio de inteligencia, posiblemente porque los de menor dotación intelectual tienden a tener peores trabajos y menor estatus económico, mientras que los muy inteligentes tienen sus propios rasgos.

FOTOS: Estos son los países más felices del mundo en 2016

Algunas explicaciones de por qué los más inteligentes podrían ser menos felices aparecen en otro estudio, en el que se demostró que las personas con más capacidad para engañarse a sí mismas eran, al mismo tiempo, más felices y menos inteligentes. Por ejemplo, el seguidor de un equipo de fútbol es muy feliz cuando ganan porque siente que él también ha ganado, mientras que una persona con una visión más realista de la vida sabe que él no ha ganado nada, porque no es un jugador de fútbol, de modo que no comparte el entusiasmo.

Otra explicación proviene de un estudio reciente, publicado en febrero de 2016, que afirma que, mientras para la población en general tener muchos amigos es fuente de felicidad, para las personas muy inteligentes la situación es inversa. Esto podría indicar que, en realidad, no es que los menos inteligentes sean más felices, sino que las fuentes de felicidad para los dos extremos del coeficiente intelectual son distintas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017