Excite

Síntomas del embarazo: tu cuerpo empieza a cambiar

La mayoría de mujeres no necesitan ningún tipo de prueba además de los síntomas del embarazo para cerciorarse de que han quedado en estado. Nuestro cuerpo muestra de manera inequívoca que han comenzado a darse en él una serie de cambios necesarios para adaptarse a su nuevo estado.

El principal síntoma que no conduce a error es la amenorrea o falta de la menstruación, que, en una mujer regular en sus periodos y sexualmente activa, es indicativo de concepción. Además, es del todo normal sentir dolores abdominales similares a los que preceden al periodo durante los primeros meses de embarazo, ya que los órganos reproductivos comienzan a sufrir cambios desde el primer momento.

La fatiga o sueño es otro de los síntomas más comunes. La producción de hormonas en grandes cantidades produce esta sensación que suele disminuir hacia el cuarto mes de embarazo.

Las náuseas acompañan a muchas mujeres durante la gestación, en algunos casos sólo en el primer trimestre, pero también pueden estar presentes durante todo el embarazo. Haber sufrido vómitos frecuentes durante un embarazo no significa que se hayan de sufrir en los sucesivos y se ha de tener en cuenta que hoy día existen medicamentos que pueden resultar de gran ayuda en estos casos.

La congestión mamaria, que conlleva aumento de volumen, modificación de los pezones e incluso hipersensibilidad, es también resultado de la producción de hormonas.

Otro de los síntomas más comunes es la sensación de mareo, vértigo e incluso desmayo, que está producida por el aumento de volumen de sangre para cubrir todas las necesidades del feto.

A medida que el feto va creciendo, surgen también problemas como el estreñimiento y el aumento de la frecuencia de micción que son debidos a la presión que ejerce el útero sobre los intestinos y la vejiga. Si el estreñimiento se alarga demasiado en el tiempo es necesario consultar al médico.

Además de estos síntomas se pueden sufrir otros como la falta de sueño, manchas en la piel, deseo o aborrecimiento de comidas u olores, gases, calambres en las piernas, etc.

De cualquier forma, sufrir uno o varios de estos síntomas no es sinónimo de estar embarazada, así pues, una vez se tiene la sospecha de haber quedado en estado, es necesario realizar una prueba de embarazo y, si ésta es positiva, acudir al especialista.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017