Excite

Significado de los nombres propios y sus orígenes

Salvo pequeñas excepciones donde se llama a las personas por su parentesco con uno mismo, en casi todas las culturas de la humanidad se utilizan nombres propios para referirse a personas concretas. El uso de nombres bíblicos o árabes es muy común en muchas partes del mundo. El significado de los nombres propios tiene un carácter descriptivo o simbólico pero no ocurre esto en la mayoría de sociedades occidentales.

Historia de los nombres

La historia ha hecho que no exista un significado de los nombres propios en la mayoría de las sociedades occidentales. Del significado que portaban en la antigüedad, ahora sirven como simples indicadores, y solo mediante un estudio etimológico se puede conocer cuál es el origen histórico de los nombres.

Por otro lado, en muchas sociedades la mayoría de nombres tienen origen en un significado reconocible, ya que en esos grupos la asignación de un nombre concreto se da por razones simbólicas importantes para la sociedad.

Los cambios sociales, la migración y la interacción entre sociedades distintas es lo que ha propiciado a lo largo de la historia la aparición de nombres de una cultura en otra. Es por esto que en España existen nombres hebreos fruto de la influencia de la religión judeo-cristiana en los hablantes del latín que dieron origen al español. La incorporación de personas visigodas a la península ibérica en el pasado es el motivo de que existan nombres germanos en España.

Nombres de origen romano

Nombres con terminaciones en -io, -ono, -ino y -ano como Antonio, Julio, Saturnino o Emiliano fueron originales del Imperio Romano. Estos nombres raramente tenían significado para los romanos a finales del Imperio. Su asignación tenía que ver más con la tradición familiar o los nombres locales más comunes.

El nombre de Octavio también es originario de Roma. Tanto este nombre como otros que hacen referencia a números tienen su origen en el hecho de que no disponían de un largo abanico de nombres y cuando se les acababan las opciones comenzaron a llamar a sus hijos por números.

Nombres de origen hebreo o arameo

Tomás, María y Marta son ejemplos muy conocidos de nombres arameos. Los nombres bíblicos tienen un claro significado asignado: Noé, por ejemplo, significa 'descanso' haciendo referencia al descanso después del diluvio, Moisés, 'sacado de las aguas', Jesús significa 'Yavé es salvación', e Isaac 'ha reído' en referencia a su madre que pudo sonreír al ser ya anciana y conocer que iba a dar a tener un hijo.

Significado de nombres germánicos

Algunos nombres españoles de la actualidad fueron construidos de combinaciones de germanismos que después fueron romanizados. El significado de los nombres propios germanos viene determinado por la estructura 'adjetivo + nombre'. Alfonso viene de 'Alls funs', palabras que significan respectivamente, 'Todo preparado'. Álvaro, en germánico es 'Alls wars', 'Todo prevenido'. Gonzalo significa lucha, Elvira que viene de Gelovira quiere decir 'Alegre y fiel'. Otros nombres como Fernando, Galindo o Rosendo también tienen un marcado origen gótico.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017