Practicar sexo y ejercicio de forma esporádica eleva el riesgo de infarto

Son diversos los estudios que afirman que la práctica de ejercicio es básica para mantener una salud de hierro, añadiéndose en muchos de estos estudios que el sexo es un gran añadido a una vida sana, sin embargo, se acaba de publicar un estudio que defiende que la práctica de sexo o ejercicio esporádico no es demasiado beneficioso para la salud, señalando estas actividades como causas de posibles infartos o muertes súbitas cardiacas.

Estas conclusiones se recogen de un estudio elaborado por la Universidad de Tufts, de Massachuset, el cual acaba de ser publicado en la prestigiosa revista The Journal of the American Medical Association. El estudio, dirigido por la doctora Issa Dahabreh, defiende que la practica ocasional o esporádica de ejercicio o sexo aumenta el riesgo de sufrir algún episodio cardiaco grave, pudiendo incluso llegar a provocar la muerte.

De este modo y según el estudio, una persona que realice ejercicio esporádico, por ejemplo una vez a la semana, multiplicaría por 3,5 el peligro de sufrir un infarto o una muerte súbita cardiaca. Del mismo modo, el sexo esporádico, entendido como una relación al mes aproximadamente, multiplicaría por 2,7 las posibilidades de sufrir uno de esos episodios. De este modo, vemos como la práctica de un partido de tenis o fútbol a la semana se convierte en una actividad de riesgo si no va acompañada de más ejercicio el resto del tiempo.

La doctora Issa Dahabreh se ha mostrado rotunda con las conclusiones del estudio, basado en 14 investigaciones independientes que suman más de 6.000 casos estudiados. Aunque también se señala que la solución pasa por dejar de practicar sexo y ejercicio esporádico, sino por convertir dichas actividades en algo más habitual, con lo que no solo no aumentaría el riesgo de infarto o muerte súbita cardiaca, sino que también se reduciría bastante y se ganaría en calidad de vida.

Imagen: reporteros.info

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014