Excite

Se extiende la cifra de adictos al Sol

Los calurosos días estivales están a la vuelta de la esquina y muy pocas personas pueden resistirse a disfrutar de los rayos de Sol que tantos días han tardado en llegar esta temporada. Pero después de un invierno frío y largo, el buen tiempo puede ir acompañado de prácticas y actividades poco saludables para nuestro cuerpo. Mientras aumentan los adictos al Sol, cada vez son más las personas que sufren la necesidad de conseguir un bronceado perenne que perdure más allá de la temporada veraniega.

El investigador Josep González Castro, jefe del Servicio de Dermatología Universitario Dexeus, ha explicado que conseguir el moreno perfecto se ha convertido en toda una obsesión para los adictos al Sol o tanoréxicos. Este es el término médico con el que se define a todas aquellas personas que realizan grandes cuidados para broncear su piel y que nunca están conformes con el grado de color que adquiere su cuerpo.

Estos pacientes que sufren tanorexia, que tal y como ha explicado González Castro tienen una ‘alteración de la percepción en la apreciación de su piel’, se convierten en dependientes de los rayos UVA durante los meses del año que el astro no brilla con tanta intensidad. Los adictos al Sol conocen perfectamente cuáles son los riesgos de exponerse a la luz sin protección, una información que cada año va en aumento pero que está lejos de poder valorar los diferentes casos de tanorexia y los diversos grados de dependencia.

Imagen: Beth Rankin en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016