Excite

¿Sabes por qué haces garabatos cuando hablas por teléfono?

El garabato es un gesto que muchos de nosotros hacemos sin pensar. Pero, ¿por qué lo hacemos? Pues no sólo hay una razón por la que llenamos la esquina de nuestra agenda o de una libreta, sino que también hay interpretaciones detrás de los corazones, formas geométricas o laberintos que nos encontramos después de colgar el teléfono o al finalizar una conferencia.

    © Getty Images

A veces hacemos garabatos porque nos produce ansiedad la llamada, porque ésta era inesperada o porque queremos colgar cuanto antes y seguir haciendo otras cosas. En las conversaciones por teléfono se recurre más al gesto de dibujar, colorear o pintar porque se necesita tener en movimiento las manos. Como a través del teléfono no existen los gestos, el hacer garabatos ayuda a la concentración. Incluso hay personas que encuentran un beneficio mayor en esta práctica: hacer garabatos aumenta la creatividad, abriendo canales creativos y ayudando al desarrollo de ideas.

    © Getty Images

Y ¿qué pasa cuando colgamos el teléfono y vemos la recién acabada “creación”? Muchos se deshacen de ella sin saber que, según algunos expertos, estos dibujos nos pueden revelar parte de nuestro lenguaje inconsciente. Por ejemplo, el tamaño de espacio que ocupamos con los garabatos podría decir mucho de nuestra personalidad. Si hacemos dibujos grandes, estos indican la necesidad de expansión, de movimiento y de exposición. Por el contrario, los garabatos que ocupan un espacio pequeño hablarían de timidez y de introversión.

    © Getty Images

En cuanto al tipo de dibujo, las líneas horizontales podrían revelar una personalidad introvertida y las verticales, una personalidad positiva. Un gran número de curvas o de círculos mostrarían el buen carácter y la capacidad de adaptación de una persona y, por el contrario, líneas rectas y ángulos serían propios de personas rígidas.

    © Getty Images

Y ¿dónde haces los garabatos? El lugar que se elige para dar rienda suelta a nuestra creatividad también dice de nuestra personalidad. Normalmente, una persona optimista tiende a hacer garabatos en la parte superior del papel. Cuando sólo se utiliza el lado izquierdo del papel podría existir preocupación por el pasado. Y las personas que dibujan la parte central podrían tener una personalidad obsesiva y rígida.

Sin embargo, estas interpretaciones no coinciden siempre con la realidad. Obviamente, no se puede saber cómo es una persona basándonos sólo en sus garabatos, ya que estos cambian, como el estado de ánimo, los pensamientos y los hechos cotidianos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017