Excite

Riesgos de operarse de la vista: ¿problemas en córneas y retina?

Muchas personas han experimentado una mejoría radical en sus ojos gracias a lo que en oftalmología se conoce como cirugía laser. Los métodos han ido evolucionando del PRK al LASIK con todas sus variantes, dejando menos secuelas y molestias en las personas operadas. No obstante, aún existen riesgos de operarse de la vista a tener en cuenta.

LASIK, la técnica menos 'invasiva'

Antes de operarse de la vista hay que tener en cuenta los dos métodos existentes. Por un lado, mientras que en la técnica PRK el paciente debe pasar por un periodo largo e incómodo a que le vuelva a crecer el tejido superficial de la cornea eliminado, en LASEK y EPILASIK se reutiliza el tejido con el objetivo de acelerar el proceso de curación. LASIK es la técnica más aconsejable si el paciente tiene un espesor de córnea suficiente. Aún así, los pacientes siguen corriendo riesgos de operarse de la vista hasta con la técnica menos invasiva y más avanzada.

Posibles problemas

Problemas de cicatrización e infección en la córnea, disminución de sensibilidad al contraste, sequedad en los ojos, sensibilidad a la luz, problemas para conducir de noche, disminución de la visión, irritación y parches rosáceos en la parte blanca del ojo; son algunas de las muchas secuelas que algunos pacientes que se operaron de la vista por LASIK sufren tras realizarse la operación.

Además de esto, existen muchos archivos médicos que describen algunas complicaciones de LASIK tardías como pérdida de la córnea debida a inestabilidad biomecánica, infecciones que amenazan la visión, inflamación resultante en la córnea, dislocación del flap y desprendimiento de retina. Las complicaciones pueden aparecer semanas, meses o años después de un LASIK exitoso.

La cirugía LASIK es irreversible, las opciones de tratamiento de las complicaciones son limitadas. Las lentes de contacto duras pueden proveer mejora visual si se adaptan bien al paciente y éste puede tolerarlas.

El proceso de adaptación de las lentillas puede consumir tiempo, dinero y puede resultar infructuoso. Muchos pacientes al final abandonan las lentes y se esfuerzan por funcionar con una visión distorsionada. En casos extremos, un trasplante de córnea es el último recurso y no siempre produce una mejora en la visión.

En principio, y si el bolsillo lo primero es recomendable optar por la cirugía LASIK al tener menos riesgos, pero algunos especialistas recomiendan la PRK según qué casos.

Alternativas más seguras

Dado que LASIK no asegura el estar a salvo de secuelas, muchos cirujanos han abandonado esta técnica en favor de otro tipo de tratamientos como el PRK. La cirugía LASIK, así como cualquier otra es opcional. No hay motivo médico para arriesgarse a perder la vista por una operación innecesaria.

Los riesgos de operarse de la vista todavía siguen siendo muchos y solo se puede garantizar un ojo sano si se toman alternativas más seguras y tradicionales como seguir usando gafas o el uso de lentes de contacto.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018