Excite

Relajación muscular progresiva: gana en salud y calidad de vida

La relajación muscular progresiva fue ideada y descrita por Edmund Jacobson a principios de siglo, de ahí que también se denomine relajación Jacobson.

Este método, aplicado desde entonces, consiste en la contracción y relajación de ciertos músculos hasta conseguir la completa relajación del cuerpo.

Este método enseña a la persona que lo realiza a relajarse, de manera que después lo pueda practicar sin necesidad de una persona que le guíe en la relajación.

Ponte cómodo, cierra los ojos y relájate

Para realizar este tipo de relajación muscular progresiva se debe encontrar un sitio cómodo, con luz tenue y en el mayor silencio posible.

La técnica se basa en concentrarse sobre uno o varios músculos y contraerlos durante 20-30 segundos, poniendo atención en la tensión generada. A continuación se relaja el grupo muscular, fijándose en la sensación que produce.

La relajación muscular progresiva se puede realizar sobre cualquier tipo de músculo, aunque existe un orden establecido:

  1. Mano derecha y luego mano izquierda.
  2. Antebrazo derecho, brazo y deltoides derecho, luego los del izquierdo.
  3. Espalda zona dorsal.
  4. Espalda zona lumbar.
  5. Cuello.
  6. Rostro. Ojos.
  7. Zona anterior del tronco y abdomen.
  8. Pie derecho y después el izquierdo.
  9. Pantorrilla derecha y luego la izquierda.
  10. Muslo derecho y luego el izquierdo.

Es primordial querer disfrutar de la relajación e ir prestando atención cuando se produce la tensión y el alivio psíquico que produce la relajación.

Cuando se termina la serie de ejercicios se puede permanecer en la misma postura mientras se toma conciencia de la tranquilidad que se siente y se realizan unas inspiraciones lentas.

Transcurridos unos minutos, para terminar el ejercicio de relajación, se abren y cierran las manos, se realizan unas inspiraciones más bruscas y se abren los ojos.

Aprende a relajarte y mejora tu salud

La relajación muscular progresiva permite conocer la relación que existe entre la tensión muscular y la tensión psíquica, por lo que al aprender a controlar la tensión muscular, se aprende a controlar y relajar la tensión psíquica.

Así pues, este método sencillo nos puede ayudar a mejorar nuestra salud a través de la disminución de la tensión muscular, psíquica y el estrés.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017