Excite

Decídete a reducir el consumo de sal e invierte en salud

Se dice que somos lo que comemos, lo que implica que debemos ser responsables con nuestra salud empezando por una alimentación sana. Una dieta sana y equilibrada consiste en consumir todos los días vitaminas, minerales y demás nutrientes y reducir el consumo de grasas saturadas y azúcares. Lo ideal sería también reducir el consumo de sal ya que contiene sodio en gran cantidad y eso favorece la retención de líquidos.

¿Por qué es bueno que consumas menos sal?

Se sabe que da sabor a las comidas pero el esfuerzo de reducir el consumo de sal en la dieta merece la pena ya que no sólo provoca retención de líquidos sino que aumenta el riesgo de sufrir hipertensión y enfermedades cardiovasculares. Según la Organización Mundial de la Salud reducir un 15% el consumo de sal supondría evitar más de 8 millones de muertes en 10 años. Recientemente un estudio ha descubierto que la ingesta de sal en niñas en edad escolar puede provocar osteoporosis en edades avanzadas.

La sal también tiene beneficios para el organismo pero la cantidad que se estima necesaria es de 3g al día y normalmente se consume 10 veces más. Muchos alimentos contienen sodio de forma natural por lo que son suficientes para cubrir la cantidad diaria recomendada. Pero habría que reducir o eliminar la sal de las comidas.

Para ello hay que tener en cuenta que no sólo la sal de mesa contiene sodio sino que es necesario evitar los alimentos que contienen sal en mayor cantidad como: embutidos, conservas, quesos, ahumados, curados, pan, pastillas de caldo, sopas y purés comerciales, alimentos precocinados, etc.

Para que las comidas no resulten insípidas y realzar el sabor de los alimentos:

  • se pueden usar como sustitutivos de la sal las hierbas aromáticas o condimentos como la pimienta o el comino,
  • aderezar las ensaladas con vinagre o limón,
  • también dan sabor el ajo o la cebolla,
  • se puede utilizar sal baja en sodio que da un sabor parecido a la sal normal.

Al principio puede ser difícil pero, no te preocupes, el paladar se acostumbra rápidamente y con el tiempo no echarás en falta las comidas saladas.

Una inversión para el futuro

La alimentación sana es un seguro de vida: si aprendemos a cuidarnos hoy evitaremos muchas enfermedades mañana. Reducir el consumo de sal es una inversión en salud para el futuro por lo que no sólo es importante que empecemos a cocinar sin sal sino que debemos evitar que los niños empiecen a consumir alimentos y comidas con mucha sal.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017