Excite

¿Qué es más sano, beber vino o beber cerveza?

El vino traza sus orígenes hasta los albores de la civilización en Sumer y el antiguo Egipto. Lo mismo puede decirse de la cerveza. Aunque no pueden competir en antigüedad y quizá tampoco en popularidad, algunas diferencias los caracterizan.

    Mover el Bigote - Flickr

¿Cuál de las dos bebidas engorda más?

Aunque la típica tripita cervecera, también llamada curva de la felicidad, es reconocida en todo el mundo, en realidad no se trata más que de un mito. El alcohol contenido tanto en vino como en cerveza es el mismo, con las mismas calorías, así que engordan ambos por igual. La diferencia podría estar en los hábitos de consumo, pues no es lo mismo tomarse una copita de vino que dos botellines de cerveza.

¿Cuál se sube antes a la cabeza?

Si el objetivo es emborracharse a toda velocidad, cuanto más alcohol contenga la bebida, mejor. En el caso de vino y cerveza, el contenido de alcohol es el mismo en una copa mediana de vino y en una pinta de cerveza (algo más de medio litro). Pero la intoxicación alcohólica depende también de la tasa a la que pasa el alcohol al flujo sanguíneo. En un estudio científico se comprobó que el vino pasa más rápido a la sangre, pero la diferencia fue pequeña, de solo unos pocos minutos.

¿Y en las resacas, cuál gana?

Se cree que la resaca está causada en parte por la deshidratación y en arte por algunos subproductos del proceso de fermentación. Sin embargo, el tema no se comprende todavía por completo y, aunque parece que las bebidas oscuras tienden a causar peores resacas que las claras, que tendrían menos subproductos, los datos no son concluyentes y podríamos hablar de un empate.

FOTOS: ¿Qué pasa en el organismo después de beber cerveza?

Y los beneficios para la salud general

Algunos estudios indican que el vino, en especial el tinto, tomado con moderación podría ayudar a combatir la inflamación y a reducir los riesgos de problemas cardiovasculares, de hipertensión e incluso de diabetes, además de proteger dientes y encías. La cerveza, por su parte, puede ayudar a prevenir coágulos sanguíneos y cálculos renales, además de fortalecer los huesos. Se trata, por supuesto, de efectos limitados y siempre que el consumo sea moderado y, en todo caso, las bebidas alcohólicas no son medicamentos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018