Excite

¿Qué es la copa menstrual y para qué sirve?

La copa menstrual, conocida también como copa vaginal, es un producto cuya existencia supera el medio siglo pero que ha gozado de escasa publicidad en el mercado hasta hace no muchos años. Su motivación inicial fue ecológica, como sustituto de los métodos rutinarios de higiene femenina usados durante la menstruación, los tampones y las compresas. Pero debemos conocer más en profundidad qué es la copa menstrual para entender el alcance de sus ventajas.

Una alternativa completa para una menstruación cómoda

Para entender bien qué es la copa menstrual y cómo debe ser su manejo, primeramente diremos que es un producto sanitario de forma acampanada y fabricado a base de silicona, látex o plástico quirúrgico. Su función es recoger el flujo menstrual en vez de absorberlo como hacen el resto de productos existentes para uso higiénico durante la menstruación. Sale de fábrica con una vida útil prevista de diez años, lo que le convierte en un artículo muy práctico al evitar la tediosa necesidad de tener que comprar continuamente compresas o tampones.

Es perfectamente compatible con la colocación de DIU o anillo anticonceptivo, puesto que la copa queda próxima a la entrada de la vagina, mientras que aquellos se alojan más profundamente, cerca del útero. Lo que sí pudiera dar problemas es su utilización durante el período de cuarentena post-parto, por lo que no se recomienda.

Sencilla y cómoda de manejar

La copa menstrual tiene capacidad de alojar en su espacio el triple de la cantidad de sangre que un tampón puede absorber. La periodicidad de su vaciado es flexible, dependiendo lógicamente del volumen de regla expulsado, pero se recomienda no exceder de 12 horas, pudiéndose pasar una noche entera sin problemas.

Para colocarla debe mantenerse una actitud relajada, haciendo que los músculos pélvicos permanezcan laxos para que su colocación no produzca dolor innecesario. Una maniobra conveniente para las mujeres que vayan a utilizar copa menstrual es entrenar dichos músculos a base de los llamados ejercicios Kegel, que servirán para educar esa zona a seguir los estímulos voluntarios de relajación y contracción.

Otra característica digna de tener en cuenta es su adaptabilidad a las circunstancias de la vagina de cada mujer, pues existen en el mercado dos tamaños, S y L, cuya elección estriba en la complexión física, la edad y los antecedentes en partos anteriores.

Dar el paso de dejar atrás los clásicos productos de contención de la sangre emitida con la regla para utilizar la copa menstrual siempre resulta más sencillo a las mujeres acostumbradas a cualquier método de protección externo.

Ante todo, una escrupulosa higiene

Antes de la manipulación de la copa, no debe descuidarse un lavado de manos con jabón y un buen enjuagado de aquella que arrastre el polvo o cualquier tipo de suciedad adherida. No está de más usar un poco de jabón para lavarla, pero debe tenerse en cuenta que se trata de un factor desencadenante de posibles infecciones vaginales por hongos, así que conviene enjuagar a conciencia tras su uso.

Y tras la manipulación dentro de la vagina, la copa debe limpiarse y esterilizarse, pudiendo hacerse en simple agua hirviendo o mediante el empleo de pastillas esterilizadoras o alcohol.

Otro tipo de copa

En el mercado de este tipo de artículos puede encontrarse otro tipo de copa fabricada en polietileno con forma similar al diafragma, cuya gran flexibilidad le permite ser utilizada durante las relaciones sexuales, dejando claro que carece de cualquier efecto anticonceptivo.

Un triple beneficio

La copa menstrual es beneficiosa para el medio ambiente, reduce el gasto en higiene íntima y previene ciertos problemas de salud asociados al uso de los tradicionales compresas y tampones, como la sequedad vaginal, una infección conocida como candidiasis e incluso el síndrome de shock tóxico, también de origen infeccioso. Y por otro lado, la copa menstrual no resulta molesta una vez superada una breve etapa de adaptación, sin modificar en absoluto el desarrollo de la menstruación.

Cada vez son más las farmacias y establecimientos sanitarios que la comercializan, pues la mayoría de mujeres que han experimentado qué es la copa menstrual expresan sensaciones muy favorables hacia su manejo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017