Excite

Qué es la castración química

La castración química es un método muy controvertido que aplican algunos estados para reducir el deseo sexual de agresores y pedófilos. En países como Estados Unidos, la castración química es obligatoria, pero otros debe existir el consentimiento del delincuente. Te contamos en qué consiste este método contra las violaciones y para quiénes está indicado.

    © Getty Images

A diferencia de la castración real, el procedimiento de la química consiste bien, en aplicar cada mes al agresor inyecciones de antiandrogénicos que disminuyen la carga de hormonas masculinas; o bien, diariamente, una pastilla de acetato de ciproterona, que también inhibe la libido.

    © Getty Images

Un medicamento comercial para la castración química es el Depo-provera, un fármaco que reduce los niveles de testosterona en los hombres al disminuir los niveles de andrógenos en el torrente sanguíneo. Este fármaco tiene efectos secundarios como la pérdida de vello corporal, la redistribución de la grasa o depresiones.

    © Getty Images

La castración química no produce un cambio físico permanente ya que se esteriliza al agresor por medio de medicamentos que dejan de funcionar en cuanto se deja de utilizar. Precisamente el hecho de que sea reversible lleva a que muchos expertos cuestionen su efectividad para reducir delitos sexuales, ya que ayudará sólo a aquellos que tengan la voluntad de no reincidir.

    © Getty Images

En España, según nuestro marco legislativo actual, la castración química no puede aplicarse de manera obligatoria en ningún caso, ya que está en contra de la Constitución. En Cataluña, desde 2009, se aplica sólo si el delincuente lo consiente. Sin embargo, en países como Estados Unidos, Bélgica, Gran Bretaña, Suiza, Corea del Sur, Israel, Noruega, Argentina, Francia o Polonia, se aplica obligatoriamente, y en Alemania, sólo con agresores mayores de 25 años.

Publicado por María Rey - Perfil en Google+ - Leer más artículos de María Rey

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017