Excite

¿Por qué soñamos que nos caemos?

Soñar que nos caemos y despertarse de golpe es una experiencia de lo más común, ya que se calcula que cerca de la mitad de las personas la ha vivido al menos una vez. Aunque se puede decir algo sobre el significado de este sueño, también se sabe algo sobre las causas.

En caída libre

Hay que distinguir entre dos tipos de sueños de caída. El primero se produce poco después de irse a dormir, el segundo ocurre cuando ya se ha entrado en sueño profundo. La causa para el primer tipo es fisiológica, una especie de fallo en el sistema. A medida que nos vamos quedando dormidos, el cerebro desconecta los músculos del cuerpo y entramos en un estado de relajación. Durante los primeros minutos de sueño esa relajación no es completa, y los músculos pueden volver a activarse de repente por cualquier causa, creando la sensación de que acabamos de chocar contra el suelo. Lo habitual entonces es despertarse de golpe, pero no tiene mayor trascendencia.

Cuando el sueño de caída se produce en fase de sueño profundo, el significado es otro. Los sueños son una expresión del inconsciente y representan una forma de consolidar las memorias de lo ocurrido durante el día. Cuando se sueña que se cae, hay que preguntarse dos cosas: qué está ocurriendo en el sueño y cómo nos sentimos mientras caemos en el sueño.

Es raro el caso de gente que dice que se sentía bien mientras caía. Se trata entonces de personas que se estaban aferrando a algo y que han decidido dejarlo ir, por lo que se sienten liberadas. Más común es sentir terror durante la caída. Sería el caso contrario: miedo a perder algo que nos es querido, sea un trabajo, una persona o incluso una actitud. Soñar con una caída terrorífica también puede interpretarse como reflejo del miedo real en la vida diaria, o ansiedad y preocupaciones.

FOTOS: 9 futbolistas a los que la noche los confundió

Después hay que considerar el final de la caída. Si se aterriza sobre algo blando y confortable lo normal es no despertarse. Se interpreta como un recordatorio de que hay que enfrentarse a los miedos y seguir adelante. Otras veces el resultado de la caída onírica es la muerte, pero el soñador puede observar su propio cadáver, como si fuera otra persona distinta de la que ha caído. A menudo este sueño representa que una fase de la vida ha terminado o evolucionado, así que ya se puede pasar a la siguiente fase sin mirar atrás.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019