Excite

¿Por qué seca la garganta el aire acondicionado?

El aire acondicionado y los ventiladores, olvidados durante el resto del año, se convierten en nuestros mejores amigos cuando llegan las altas temperaturas del verano. El problema es que el uso de determinados aparatos eléctricos para estar más fresquitos puede traducirse en problemas de salud. Esto ha llevado a muchas personas a preguntarse por qué seca la garganta el aire acondicionado.

    @abc_es - Twitter

Cómo afecta el aire acondicionado a la garganta

El aire acondicionado produce sequedad en la mucosa de la nariz, pero, sobre todo, cuando nos quedamos dormidos con el aparato encendido se nos puede llegar a secar la garganta. Esto se traduce en resfriados o catarros que debemos saber cómo prevenir.

Las temperaturas muy bajas en el aire acondicionado pueden acabar por hacernos enfermar con facilidad y son nocivas para la salud. Nunca es aconsejable tenerlo por debajo de los 22 o 23 gradoscentígrados y se recomienda situarlo entre los 25 o 26 grados. A menor temperatura mayor sequedad de garganta.

¿Por qué se seca la garganta?

La garganta se seca cuando tenemos el aire acondicionado en bajas temperaturas porque el aparato funciona absorbiendo gran parte de la humedad que hay en el aire, dejando una atmósfera más seca en la habitación. Es lo que se conoce como el proceso de condensación. El aire acondicionado, al tener que llegar a temperaturas muy forzadas, utiliza el gas refrigerante situado en el intercambiador interior del aparato.

En este proceso el aire pasa húmedo en la consola de la pared, pero sale sin humedad, al quedarse en el intercambiador, por lo que cuánto más tiempo y potencia se mantenga funcionando será peor para nuestra garganta.

Una manera bastante gráfica de entender este proceso es el ejemplo de la botella de agua. Cuando sacamos una botella de agua fría de la nevera, al cabo de unos minutos comienza a "sudar", esto se debe a la condensación que produce que la humedad se pegue a la botella. Por ello el aire acondicionado seca la garganta y suelta más agua, cuanto más fuerte lo hayamos programado.

FOTOGALERÍA: Trucos para evitar que piquen los mosquitos en verano

Más precaución cuando dormimos

Mientras nos mantengamos despiertos la garganta está hidratándose constantemente gracias a la saliva. El problema es mucho mayor si tenemos el aire acondicionado encendido a una temperatura inferior a 23 grados centígrados y encima estamos durmiendo. Al no hidratarse no podemos contrarrestar la sequedad producida por el aparato, y de ahí vienen los resfriados, el dolor de garganta, las afonías y los catarros.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018