Excite

¿Por qué nos gusta dormir con un pie por fuera de la sábana?

No es difícil encontrar listas de maneras de dormir que, se supone, definen la personalidad. Tampoco se puede decir que sean listas muy fiables, pero de cuando en cuando surgen estudios científicos que sí dan explicación a algunos gestos curiosos a la hora de irse a la cama.

    Ángel Arcones - Flickr

Los pies destapados

Por ejemplo, es bastante frecuente la costumbre de acostarse cubierto por sábanas y mantas, pero dejando un pie fuera. Estudios como el realizado por Natalie Dautovich, profesora de psicología de la Universidad de Alabama. Su especialidad son los procesos del sueño y los ciclos sueño-vigilia.

La explicación

La explicación en realidad es bastante sencilla: al dormir, la temperatura corporal es ligeramente menor que durante la vigilia. Abrigados en exceso, el cuerpo 'interpreta' que todavía no es el momento de quedarse dormidos, mientras que sacando un pie fuera de los cobertores desciende la temperatura corporal justo lo suficiente como para conciliar por fin el sueño. Esa es la base de la recomendación de dormir en habitaciones ventiladas y no demasiado calurosas.

FOTOS: Niños que se han quedado dormidos ¡donde menos te lo esperas!

¿Por qué los pies?

¿Y por qué el pie y no, por ejemplo, dejar las sábanas a la altura de la cintura? Parece ser que las plantas de los pies, igual que las palmas de las manos, al carecer de vello, retienen peor el calor corporal y, por tanto, se enfrían antes. Los pies son, pues, un regulador de la temperatura corporal y sacar uno o ambos pies fuera de las sábanas consigue el punto fresco suficiente como para conciliar el sueño con rapidez.

Curiosamente, el efecto contrario también se produce en las noches de verano frescas. Cubiertos totalmente con la sábana hace demasiado calor, mientras que totalmente destapados hace demasiado fresco. Tapando con la sábana solamente un pie se consigue de nuevo la temperatura adecuada para conciliar el sueño.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018