Excite

¿Por qué nos da fiebre? Causas de este síndrome

Se trata de una enfermedad infecciosa que hace que nos aumente la temperatura y nos sintamos débiles y desganados, teniendo que estar en reposo y medicándonos pero, ¿por qué nos da fiebre?

    @SALUTinPUEBLA - Twitter

Causas de la fiebre y síntomas

Se detecta principalmente por la subida de temperatura. Utilizando un termómetro detectamos destemplanza si estamos por encima de 37 grados centígrados, y fiebre cuando alcanzamos los 38 grados. Si se produce como una reacción del cuerpo a los agentes infecciosos, tenemos fiebre séptica, mientras que si se debe a causas no infecciosas, se trata de fiebre aséptica.

La fiebre hace que el pulso aumente al ritmo que lo hace la temperatura. Cada grado que se eleva aumentan entre 10 y 15 pulsaciones por minuto. La fiebre se conoce como dinámica cuando el pulso es fuerte y adinámica cuando el pulso es débil. También se puede dar la fiebre disociada cuando no se observa que aumenten las pulsaciones con la temperatura.

El aumento de temperatura corporal es causado por una infección o una inflamación. La fiebre es una respuesta adaptativa que tenemos todos los animales como respuesta adaptativa del cuerpo para combatir organismos causantes de enfermedades. Las sustancias que provocan la fiebre son los conocidos como pirógenos. Éstos son derivados de bacterias o virus que son producidas por las células propias e invaden el organismo.

Como consecuencia, además de aumentar la temperatura y alterar el ritmo cardíaco, hay una subida de la presión arterial. Por esto es por lo que sentimos frío cuando tenemos fiebre. Al aumentar la temperatura central rápidamente se produce vasoconstricción periférica provocándose los temblores febriles conocidos como escalofríos.

En definitiva, la fiebre aparece como consecuencia de una reacción del organismo para defenderse de la infección que lo ataca. La temperatura normal del cuerpo se sitúa entre los 35 y los 37 grados. Por encima de esos números sufrimos fiebre, y si se superan los 40,5 grados centígrados podemos sufrir un infarto cardíaco, estrés celular, necrosis de tejidos, ataques paroxísticos y delirios debido a que se dañan proteínas importantes para la vida.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017