Excite

¿Por qué a veces hablamos dormidos?

A muchas personas en el mundo le han dicho a lo largo de su vida que hablan por la noche en sueños. Hablan mientras están dormidos, a algunos se les entiende mejor que a otros, y en ocasiones se dicen palabras sueltas que salen como a trompicones y otras son frases enteras que pueden o no repetirse. Debido a todo el misterio que rodea esta conducta, hemos decidido investigar y explicar por qué ocurre.

    Twitter

La somniloquia

Eso de hablar mientras dormimos se conoce como somniloquia. Se trata de un trastorno de la conducta que sucede durante el sueño, osea, una parasomnia. Entre sus características encontramos que suelen ser manifestaciones que no provocan ningún problema a quienes lo padecen, y que implica hablar en voz alta mientras se está dormido.

Todos los estudios científicos realizados hasta la fecha defienden que se trata de un problema que no tiene consecuencias médicas ni psicológicas para quien lo tiene. La somniloquia ocurre de dos maneras: una de ellas es durante la fase REMy otra durante las fases NO-REM.

Lo que provoca que hablemos mientras dormimos en la fase REM es la ruptura del motor del discurso del sueño. Durante el sueño, la boca, los músculos y las cuerdas vocales están inactivas. Sin embargo, todos ellos se 'conectan' en estas personas durante pocos segundos y reproducen palabras que, posiblemente, estén siendo pronunciadas por los protagonistas del sueño. De aquí viene que también se conozca a este fenómeno como 'hablar en sueños'.

FOTOS: No te pierdas estos 9 castillos donde te dejan pasar la noche

En el otro caso, puede que hablemos dormidos durante los conocidos como sueños transitorios. Son los que ocurren cuando estamos semi-despiertos, en una transición de una etapa de sueño NO-REM a otra distinta. En esos instantes, llegamos a hablar, e incluso podemos llegar a enterarnos de la palabra que hemos dicho y luego quedarnos estupefactos ante la extraña situación.

La somniloquia es algo muy común y es difícil de determinar si no dormimos con otra persona que pueda ser testigo de nuestros actos. La que es de tipo crónico se considera un trastorno del sueño y se piensa que está producida por una exposición prolongada a la tensión, el cansancio físico y mental y elevados niveles de estrés. Otras consecuencias de esta presión se traducir en bruxismo o sonambulismo.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019