Excite

Parto por cesárea: una solución que salva vidas

Hoy en día, aproximadamente uno de cada cuatro niños viene al mundo mediante un parto por cesárea, ya sea por dificultades antes o después del parto o por decisión de la madre.

La cesárea puede ser programada o de emergencia, en función de si las dificultades surgen antes del parto o durante el mismo.

¿Cuándo se puede esperar una cesárea?

La cesárea es una intervención quirúrgica mediante la cual se extrae el bebé a través de una incisión practicada en la pared abdominal y el útero.

En muchas ocasiones el parto por cesárea es la única salida posible para que el bebé y la mamá salgan sanos y salvos del trance del parto, que puede haberse planificado o no.

En el caso de las cesáreas programadas existe algún tipo de problema que impide que el parto se suceda de forma natural. Entre estas causas encontramos:

  • La posición del bebé no es adecuada, viene de nalgas o está cruzado.
  • Existe placenta previa.
  • El bebé sufre algún problema, por ejemplo espina bífida.
  • La madre sufre alguna alteración que impide físicamente la salida del bebé por el canal del parto.
  • La madre padece alguna infección, como VIH, que puede infectar al bebé en el canal del parto.
  • La madre ha pasado por varios partos vaginales.
  • La madre ha sufrido una operación en el útero o una cesárea. En este último caso no necesariamente se debe practicar otra cesárea.

En el caso de la cesárea de emergencia, se suele practicar cuando:

  • El parto se detiene o no progresa adecuadamente.
  • El cordón umbilical queda aplastado y se compromete la salud del bebé.
  • El bebé es demasiado grande o se queda encajado.
  • El bebé sufre estrés fetal debido a las contracciones.
  • La placenta se despega demasiado rápido de las paredes del útero.

En cualquier caso, los profesionales de la salud sopesarán los pros y contras antes de tomar una decisión, y, en caso de duda, siempre se puede pedir una segunda opinión.

¡El bebé ya está aquí!

Independientemente de si ha sido parto por cesárea o natural, lo importante es que tienes a tu bebé en los brazos.

Es normal que tardes algún día más en recuperarte, pero, en cuanto puedas levantarte de la cama (un par de días como mucho), podrás ejercer de mamá sin ningún tipo de problema el resto de tu vida, así pues, disfruta de la convalecencia y deja que los demás cuiden de ti y del bebé.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017