Excite

Un estudio desvela que la calefacción puede influir en la obesidad

La obesidad es una enfermedad grave en la sociedad, sobre todo en la sociedad americana, pero que también se tiene muy en consideración en la española. La obesidad consiste en que las reservas naturales de energía, almacenadas en el tejido adiposo de las personas se incrementa, hasta el punto de poder perjudicar seriamente la salud.

La obesidad se mide a través de un índice de masa muscular y por lo que se conoce, se trata de una enfermedad con origen genético, ambiental y psicológico. Se caracteriza por una acumulación excesiva de grasa en nuestro cuerpo y se considera que una persona es obesa cuando este índice sobrepasa en el adulto los 30 kg/m, según la OMS.

Además, un estudio científico ha revelado que otro de los condicionantes de la obesidad puede ser la excesiva calefacción que utilizamos durante el invierno.

El reducir la exposición al frío, reduce a su vez el consumo de energía para permanecer calientes por parte del ser humano, lo que también reduce la capacidad del cuerpo para producir calor. Por lo que no quemamos energía y se produce ese efecto estancamiento y por lo tanto, el engordamiento.

.

Según la Dra. Johnson, una de las autoras de este estudio, a medida que pasamos más tiempo en espacios cerrados con acceso a calefacción centralizada y aires acondicionados, se reduce el rango de temperaturas al que nos exponemos en nuestra vida cotidiana y se incrementa el riesgo de engordar.

Imagen: _wikimedia.org

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017