Excite

Neosolteros: una nueva forma de vida

Los llamados neosolteros, término acuñado por la escritora Carmen Alborch, constituyen un emergente segmento social integrado por personas de ambos sexos que se mueven en una franja entre 30 y 50 años, completamente desapegados del concepto tradicional de familia en sus objetivos vitales. El modo de vida de los neosolteros tiene el eje en su núcleo de amigos y su profesión, dedicando sus energías básicamente a cuidar su éxito profesional, su bienestar y su belleza.

Toda una filosofía de vida

Los neosolteros constituyen todo un fenómeno social en el que se ven reflejados los modernos cambios en la escala de valores que rige la sociedad avanzada del siglo XXI, primando el individualismo sobre la comunidad y la familia. Sus referentes máximos se encuentran en el ámbito laboral, pujando por alcanzar un status como profesionales de éxito, y una intensa parcela de ocio en la que los amigos se comportan como sus grandes valedores.

Perfil

El modo de vida de los neosolteros se ha perfilado poco a poco hasta poder afirmar en la actualidad que guarda un estricto patrón. Por su culto al bienestar y al narcisismo, es habitual verlos frecuentar restaurantes chic, estrenos cinematográficos, glamourosas tiendas de moda, y centros de culto al cuerpo como gimnasios, escuelas de yoga o academias de baile. Mantienen en su mayoría un idilio con las nuevas tecnologías, disponiendo de los más avanzados equipos electrónicos como iphones, ipads, etc.

Lo que resulta irrefutable es que viven solos por convicción, no correspondiéndose en absoluto con la tradicional soltería de quien resignadamente la sufre por no haber encontrado su complementario. Dicha elección en el modus vivendi deriva de la habitual condición de personas desenvueltas, con elevada autoestima y un nivel cultural medio-alto, conjunto de características que otorga a estas personas un fuerte caudal de independencia.

No obstante, tal enfoque quizás pudiera venir influenciado por las actuales corrientes de pensamiento que consideran el bienestar incompatible con la adopción de responsabilidades familiares y de pareja, asociándose aquel en exclusiva a la solvencia económica y la autonomía.

Las posibles causas del incremento neosolteros

Diversas son las causas que ya se han apuntado como desencadenantes de esta filosofía de vida, pero no debe obviarse que la masiva incorporación de la mujer al mercado laboral, con una notable penetración femenina en puestos cualificados y directivos, tiene una gran dosis de responsabilidad. Junto a ello, es evidente la aparición de un creciente grado de desconfianza entre las personas, especialmente en las grandes ciudades, que dificulta el estrechamiento de relaciones de pareja entre las personas. Y adicionalmente, la ambición de éxito restringe enormemente el tiempo dedicable a la convivencia en pareja, con la inmediata consecuencia de la neosoltería.

Soltería por convicción

Es evidente que la neosoltería es un estilo de vida, al cual se accede por pura convicción, que progresivamente va ganando adeptos entre las generaciones de la transición y posteriores. El modo de vida de los neosolteros se vuelca en el desarrollo de las parcelas profesional, lúdica y estética del individuo, dejando en un plano secundario el ámbito emocional, donde la vida en pareja como germen de una nueva familia queda como opción voluntariamente descartada.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017