Excite

Consigue la musculación perfecta con la natación

Cada vez que nos lanzamos a la piscina para hacer unos largos, hacemos algo más que refrescarnos y nadar, conseguimos la musculación de los atletas de natación. Es cierto que tener una buena técnica con la que dominemos los estilos elegidos para nadar, es el punto más importante para optimizar los beneficios de este deporte acuático en nuestro cuerpo y músculos. ¿Te animas?

Aprende, mejora, entrena, nada.

Nunca es tarde para mejorar nuestro estilo o aprender a nadar. Si nos resulta atractivo el cuerpo de los grandes nadadores, tanto del sexo masculino como femenino, y al mismo tiempo deseamos practicar un deporte completo y respetuoso con nuestras articulaciones y que vamos a poder realizar a cualquier edad,estamos en el buen camino.

La práctica de la natación con regularidad puede ser la mejor rutina si queremos una musculación definida. Perfeccionando la técnica los diferentes estilos, vamos a trabajar la mayor parte de los músculos de nuestro tren superior, con lo que es un ejercicio perfecto para mantener nuestra forma o mejorar la musculación con la natación.

Para conseguir mejores resultados es importante la regularidad en los entrenamientos. Podemos hacer una rutina de tres días por semana, alternando entre los estilos ya perfeccionados en los diferentes entrenamientos o en la misma jornada.

También podemos optar por la práctica del crol para nuestros entrenamientos, ya que con este estilo trabajaremos intensamente pectorales, tríceps, dorsales y los músculos de la espalda.

A diferencia del trabajo físico en el gimnasio, con la natación estamos practicando una actividad aeróbica,por lo que mejoramos nuestra capacidad cardíaca, pulmonar y sistema circulatorio. Al mismo tiempo que ganamos en elasticidad y coordinación, realizamos un desarrollo simétrico de nuestra musculación.

Por este motivo, es recomendable la práctica de la natación como deporte complementario a otros deportes base, en los que la musculación se desarrolla de forma asimétrica como el tenis, el golf y algunas especialidades del atletismo.

Es cierto que en la práctica de la natación potenciamos especialmente el tren superior, por esto sería perfecto combinarla con la práctica del ciclismo o el running. Si estos deportes se realizan a un nivel de medio/alto rendimiento, aportan estrés a la musculatura y un grado de agotamiento muscular.

La práctica de la natación proporciona una agradable relajación de nuestra musculatura gracias al medio líquido en el que se realiza. Este masaje que proporciona el agua al desplazarnos por ella, también facilita al deportista de otras especialidades una mejor y más rápida recuperación del estrés gracias a la mejora del retorno venoso.

Un ejercicio beneficioso para mejorar la musculación

En conclusión, son tantos los beneficios para la musculación con la práctica de la natación, que practicado con regularidad y en sesiones de series de varias intensidades, en poco tiempo notaremos la musculatura más tonificada y veremos cómo las zonas de grasa se van reduciendo. Este es momento para empezar, no lo dudes.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018