Excite

Mantén tu boca sana

La limpieza bucal adecuada es imprescindible no solo para tener una boca sana, sino también para mejorar tu aspecto. La higiene inadecuada de la boca puede hacer que las bacterias se acumulen, aparezca sarro o incluso lleguen a caerse los dientes.

El cepillado es la base principal del cuidado dental. Cepíllate por la mañana y por la noche, despacio y con cuidado, realizando movimientos cortos y elípticos, incluyendo la zona de las encías y los dientes de más difícil acceso.

No es necesario que cepilles tus dientes después de cada comida, sino que es preferible hacerlo antes de desayunar y por la noche, antes de acostarte. Cepillar los dientes justo después de comer puede dañar el esmalte debilitado por el ácido gástrico tras la ingestión de alimentos cítricos.

El cepillo eléctrico es tres veces más efectivo que el convencional, puesto que vibra en tres direcciones y limpia en mayor profundidad.

Cambia de cepillo cada tres meses, pues esto te ayudará a que el cepillo esté limpio y evitar enfermedades de las encías.

Utilizar hilo dental es tan importante como el cepillado para una correcta higiene dental. Sirve para eliminar restos de comida que quedan entre los dientes y pueden causar infecciones y caries.

Cuida tu alimentación, pues una dieta sana ayuda a reforzar el sistema inmunitario y a defenderte mejor del ataque de bacterias en tu boca. La manzana o la pera ayudan a eliminar el sarro y la zanahoria y el pepino eliminan el ácido.

Y, por último, no olvides acudir al dentista al menos dos veces al año.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017