Excite

Los rayos UVA producen serios problemas de piel

Abusar de las sesiones de rayos UVA de una manera continuada puede producir serios problemas en la piel. Como ejemplo de ello se muestra Aimee Broberg, una joven inglesa de 15 años que acaba de contar su experiencia a la prensa británica. Aimee muestra las cicatrices y manchas que le han dejado en la piel dos años de sesiones de rayos uva continuadas.

Aimee Broberg, que vive en la ciudad de Middlesbrough en el noreste de Inglaterra, comenzó a tomar rayos UVA a la edad de 15 años. Le atraía el color miel de su piel bronceada y le hacía sentirse mejor. Tomar sesiones de rayos UVA comenzó a ser una adicción y cada vez que veía que se le iba el color volvía a tostarse bajos las lámparas ultravioletas.

Hoy en día Aimee tiene 19 años y su piel está llena de cicatrices y manchas, resultado de su adición a las lámparas de rayos UVA. La joven británica ha tenido incluso que someterse a un tratamiento de quimioterapia, tratamiento normalmente reservado a los pacientes con cáncer, para hacer desaparecer los sarpullidos que tiene por toda la piel.

Además Aimee Broberg nunca más puede tomar el sol de nuevo e incluso los médicos le han advertido de los avanzados riesgos que tiene de contraer cáncer de piel.

El caso de Aimee no está lejos del de muchas y muchos otros jóvenes que igualmente abusan de las lámparas de rayos UVA a pesar de ser cada vez más conscientes de los peligrosos riesgos que contrae.

Imagen: mistrucosdebelleza.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016