Excite

Los cigarrillos de hoy tienen menos tabaco y más aditivos

Sustituir el tabaco por cientos de sustancias más adictivas es la estrategia que, según denuncia el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, llevan empleando las compañías tabaqueras desde hace más de cuarenta años.

De hecho, si se compara la composición de un cigarrillo de hoy con otro fabricado hace más de cuatro décadas es fácil comprobar cómo han disminuido las cantidades de nicotina pura que han sido reemplazadas por hasta 600 sustancias que crean bastante más dependencia que la anterior.

Un problema que podría explicar las enormes dificultades que encuentran los fumadores para abandonar este hábito a pesar de las consabidas consecuencias tremendamente perjudiciales para la salud.

Pese a ello, es asombrosa la libertad de fabricación con que cuenta la industria tabaquera que tan sólo encuentra restricciones en lo que al empleo de alquitrán, nicotina y monóxido de carbono se refiere, pero no en el resto de compuestos que consiguen escapar de una legislación más severa ya que en se trata de sustancias químicas que no son en sí mismas perjudiciales pero que transforman en poderosos elementos adictivos durante la combustión.

Este es el caso, por ejemplo, de los derivados del amoniaco líquido o de los azúcares, sobre los que las plataformas antitabaco exigen una rápida respuesta de las autoridades competentes.

Imagen: bebesymas.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016