Excite

Los bebés de silicona Reborn Dolls generan polémica por ser usados como hijos de verdad

  • Getty Images

Cuando las cosas nos parecen demasiado reales podemos llegar a tomarlas como aquello que transmiten. Esto es lo que les pasa a los niños cuando juegan a las casitas o 'conducen' sus coches de juguete. Ahora existe un fenómeno que está provocando el mismo efecto en adultos. Los muñecos de silicona Reborn Dolls están generando polémica y mucha expectación por ser usados como hijos de verdad.

Muchas mujeres, sobre todo en Estados Unidos, han despertado una adicción a este fenómeno de los bebés de silicona hiperrealistas. La mayoría de ellas se sienten madres de estos muñecos y además de coleccionarlos, los llevan de paseo, al parque y les dan abrazos.

En Estados Unidos, según informa la fotógrafa Jamie Diamons, existe un colectivo de mujeres que se hacen llamar "mamás" a sí mismas. Se trata de mujeres de edades y razas de todos los tipos que compran estas muñecas procedentes de Alemania.

Y no es que el precio de las Reborn Dolls sea económico. Cada unidad puede oscilar entre cientos y miles de euros. Según Diamons, muchas de estas "mamás" tuvieron hijos hace muchos años y dicen "echar de menos la etapa maternal". Otro sector nunca pudo tener niños, mientras que otras son solteras y echan en falta la posibilidad de formar una familia.

FOTOGALERÍA: los muñecos de Justin Bieber

Alrededor de este mundo de muñecas hiperrealistas se ha generado un gran tema de debate. Hay personas que defienden que estos bebés de silicona sirven de herramienta a estas mujeres para hacer frente a la soledad, igual que se puede hacer con cualquier otro pasatiempo. Por otro lado, se encuentra una vertiente que critica el efecto de las Reborn Dolls sobre estas mujeres generando adicción y conductas patológicas que son desadaptativas y no les dejan ver la realidad, además de generar dependencia.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017