Excite

Las piscinas con exceso de cloro y ph alto pueden producir asma en niños

  • © Getty Images

En verano muchas familias eligen la piscina como fórmula para evitar las altas temperaturas, una elección que puede traer consigo problemas, ya que los altos niveles de cloro y un alto PH de la propia piscina puede desembocar en problemas de asma en niños, especialmente en menores de siete años.

La advertencia ha sido realizada por la asociación Neumosur, Asociación de Neumólogos del Sur, que estima que a mayor tiempo pasado dentro del agua y menor edad del niño más son las posibilidades de tener problemas respiratorios como el asma.

Desde Nemosur se afirma a que el problema tiene más incidencia en los niños pequeños por su particular forma de nadar, todavía poco experimentada, que les hace tragar más agua con cloramina, una sustancia que provoca síntomas asmáticos como tos, pitos y ahogamiento o desarrollar asma en niños con predisposición a ello.

Esta sustancia, la cloramina, es la mezcla del ácido hipcloroso, el sudor, la orina, y la saliva presentes en el agua de la piscina.

FOTOGALERÍA: La piscina más grande del mundo

Para evitar que los niños tengan dificultades respiratorias como el asma, lo que se propone es evitar piscinas cubiertas por su falta de ventilación, evitar las piscinas con malas condiciones de higiene, así como usar pañales adecuados en niños más pequeños que sean especialmente absorbentes para evitar que se filtre la orina.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018