Excite

La virulencia del brote E.coli se debió a la resistencia de su cepa a los antibióticos

  • Foto:
  • elmundo.es

Desde que comenzaron a verse los primeros casos de enfermedad por el nuevo brote de E. coli, los científicos e investigadores han dedicado su esfuerzo a analizar el porqué de su virulencia. Especialistas de la Universidad de Münster, dirigidos por Helge Karch, aclaran ahora las razones por las que el brote ha hecho enfermar a más de 3.000 personas cobrándose la vida de 39 pacientes afectados.

Siguiendo las conclusiones del estudio realizado, la cepa causante del desastre ha sido la O104:H4, que sólo tenía un antecedente aislado en Alemania en 2001. Esta cepa completamente mortal debido a su alta resistencia a los antibióticos, provocaba en los afectados una combinación de la E. coli enterohemorrágica (EHEC), que produce la toxina Shiga, y de la E. coli enteroagregativa (EAEC), convirtiendo ambos patógenos en un coctel demoledor para el organismo humano al destruir los glóbulos rojos y producir el fallo renal.

Según parece, la capacidad de adherencia de esta cepa en las células epiteliales del intestino podría haber facilitado la absorción por la toxina Shiga, lo que favorecía el resto de problemas de salud en los pacientes.

La infección, que se extendió por toda Europa afectando a más de 100 personas repartidas entre Austria, Repúlica Checa, Dinamarca, Francia, Grecia, Luxemburgo, Holanda, Noruega, Polonia, España, Suecia y el Reino Unido, se cebó especialmente con las mujeres, y no con los ancianos y niños como suele ser habitual. Una circunstancia que los científicos han explicado en función a un patrón de consumo, ya que suele ser este grupo las que ingieren habitualmente brotes germinados de soja.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017