Excite

La recuperación después del parto

La llegada de un bebé cambia por completo la vida de todos los que lo rodean, especialmente la de los papás y las mamás. Después del parto se inicia también un proceso de cambio en el cuerpo de la madre para el que no siempre se está preparada, ya que al malestar físico hay que sumarle la inquietud emocional que implica el sentimiento de haber traído una nueva vida al mundo.

Durante las primeras semanas todas las mamás suelen sufrir un cierto dolor en el pecho provocado por la subida de la leche. Además, si se han producido rasgaduras o el equipo médico ha tenido que intervenir realizando una cesárea deberá tener mucho cuidado con los molestos puntos, para que cicatricen bien y no se salten. También pueden darse ciertas pérdidas vaginales que irán desapareciendo en las siguientes semanas.

Otras dolencias que suelen ser frecuentes son el estreñimiento y las hemorroides, provocadas por el esfuerzo del parto. También suelen hacer acto de presencia los conocidos como entuertos, que son unas contracciones que se producen en el útero y que se notan especialmente si se amamanta al bebé. El exceso de peso acumulado durante el embarazo se irá perdiendo progresivamente, así que no conviene prestarle demasiada atención.

El cambio hormonal que se produce en las mujeres después del parto puede hacer que se produzca un cierto desequilibrio emocional, que sin el debido apoyo puede desembocar en una depresión posparto. Este problema es más común de lo que se piensa ya que lo sufre un porcentaje considerable de mujeres, además de un 17% de los hombres. En estos casos lo más recomendable es recibir tratamiento psicológico especializado.

Imagen: Pink Sherbet Photography en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016