Excite

La privatización de los análisis en Madrid pone en riesgo la vida de los pacientes

  • Getty Images

La privatización de servicios públicos siempre va ligado a la polémica, ya que normalmente se sospecha de la empresa a la que se concede por ser, normalmente, afín a los mandatarios en el poder. En este caso, en la Comunidad de Madrid, además de por estas circunstancias en tiempos de Esperanza Aguirre, la privatización de los análisis clínicos en los hospitales públicos supone un riesgo para los pacientes, según denuncian los propios galenos.

Los problemas comenzaron tan pronto como en 2009 el entonces consejero de Sanidad, Juan José Güemes, decidió privatizar los análisis clínicos de seis hospitales públicos, desde entonces, y según se denuncia desde la Cadena Ser, se han producido retrasos inexplicables en los informes, lo que ha podido causar la muerte de varios pacientes.

Según se denuncia, el principal problema viene del Laboratorio Central del Hospital Infanta Sofía, de propiedad pública, pero gestionado por una UTE formada por BR Salud y Laboratorio Balagué. Esta última empresa, hasta hace poco, mandaba a Barcelona las muestras a analizar, con lo que el retraso en los informes por el trayecto que debía recorrer la sangre, era notable.

Los problemas con la empresa concesionaria en la sanidad pública han sido constantes. Así, el año pasado, se tuvieron que repetir numerosas pruebas ya que se habían quedado sin reactivos, un elemento fundamental para poder realizar los tests pertinentes. A pesar del caos, la Comunidad de Madrid no ha sancionado a la empresa (se consideraría falta grave y se sancionaría con 90.000 euros de multa), ya que según los denunciantes, no son conscientes de la situación real, aunque sí se conoce en la gerencia del laboratorio.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018