Excite

La hormona del amor reduce los efectos del alcohol en el cuerpo

  • Getty Images

Una investigación realizada en ratas ha desvelado que la oxitocina, también conocida como ‘la hormona del amor’, podría reducir el estado de embriaguez. Y es que los roedores del experimento que recibieron dosis de oxitocina después de otra dosis de alcohol, actuaron como si estuvieran sobrias.

El estudio recogido en Proceedings of the National Academy of Sciences, fue realizado por el Departamento de Psicología de la Universidad de Sidney y liderado por el investigador Michael Bowen. El procedimiento del experimento consistió en alcoholizar a las ratas para, posteriormente, inyectar dosis de oxitocina en un grupo de ellas para ver sus efectos.

El resultado mostró que las que habían ingerido alcohol y luego la hormona del amor superaron una serie de ‘pruebas de alcoholemia’ para ratas. El otro grupo de ellas fue alcoholizado y posteriormente no recibió la oxitocina. En este colectivo las ratas no pasaron las pruebas por su estado de embriaguez.

Gracias a este estudio queda demostrado que la oxitocina impide que el alcohol llegue a determinadas zonas del cerebro que son las responsables de los estados de embriaguez.

Según dice el estudio, el alcohol afecta a la motricidad y coordinación de los gestos por la inhibición de la actividad en determinadas zonas del cerebro que son responsables del control motor. La oxitocina evita estas inhibiciones hasta el punto de que es imposible determinar a través de su comportamiento, si las ratas están ebrias.

En base a este descubrimiento en roedores ya se tienen expectativas en humanos. Según argumenta Bowen, “el primer paso será asegurarnos de que tenemos un método de administración de oxitocina en seres humanos que permitan que cantidades suficientes de esta hormona lleguen al cerebro”.

FOTOGALERÍA: las bebidas alcohólicas más fuertes del mundo

“Si se logra, creemos que la oxitocina podría neutralizar los efectos etílicos en la capacidad cognitiva y del habla”, añade el investigador. Eso sí, Bowen advierte que si el efecto de la oxitocina funciona en humanos, no podrá evitar que la policía detenga a un individuo que bebió más de la cuenta: “la oxitocina podría ayudar a reducir los efectos del alcohol, pero no alterar la tasa de alcohol en sangre”.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017