Excite

La gata que cuida de su hermano humano desde antes de nacer

  • Liel Ainmar Assayag vía Facebook

El mundo se divide en dos tipos de personas, los que les gustan los perros y los que prefieren los gatos. Aunque muchas virtudes pueden decirse de perros y gatos, también se escapa de cuando en cuando alguna falsedad, como que los gatos no están apegados a sus dueños y son traicioneros.

Para demostrar lo afectuosos que pueden llegar a ser los gatos, nada mejor que la historia de Panda, una gata de dos años y medio que ha estado cuidando de su hermano humano desde antes de que naciera. Liel Ainmar Assayag, la duela de Panda, explica que desde que llegó a la casa, la gata se mostró muy unida a ella, durmiendo en la misma cama y siguiéndola por toda la casa.

Pero las cosas llegaron a un nivel superior cuando Assayag se quedó embarazada. Entonces, como si supiera perfectamente lo que estaba ocurriendo, no solo no se separaba de su ama, sino que acariciaba con su cabeza la barriga de Assayag, al tiempo que ronroneaba. Durante nueve meses, Panda se convirtió en la guardiana de la tripita de embarazada de Assayag.

FOTOS: 8 razones por las que los gatos son mejores que los perros

Cuando nació el bebé, Panda se sintió un poco confuso, pero en cuanto le dejaron olerlo, supo que era su 'hermano' pequeño y ya no se separó de él. Ahora que el babé ya tiene tres meses, la gata salta a la cuna y se sienta a su lado y, como dice su dueña, 'puedes ver claramente cuánto le quiere'.

Assayag explica también que no permite que los gatos (tiene otro aparte de Panda) estén en la cuna cuando el bebé duerme, pero cada día encuentra pelo de gato allí, como si hubieran estado vigilando al niño. También le avisan por la noche si el bebé llora y se quedan a su lado para consolarle. ¡A ver quién dice ahora que los gatos no son afectuosos con sus dueños!

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017