Excite

La diabetes: una enfermedad crónica grave que afecta a mayores y jóvenes

La diabetes se caracteriza por los niveles altos de azúcar en sangre y, dentro de este denominación genérica, podemos diferenciar tres tipos distintos: diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y diabetes gestacional, aunque antes de adentrarnos en sus características explicaremos de forma sencilla el funcionamiento básico de nuestro cuerpo a la hora de regular los niveles de azúcar en sangre.

Tras ingerir el alimento, nuestro digestivo lo reduce a nutrientes básicos, entre los que se encuentran los azúcares. Éstos son el alimento de las células que forman nuestro organismo, pero no pueden entrar así como así en su interior, sino que es necesaria la cooperación de la insulina. Cuando la insulina falla o no se encuentra en cantidad suficiente es cuando surge la diabetes, ya que el azúcar no puede entrar en las células y se acumula en el torrente sanguíneo.

En el caso de los diabéticos tipo 1, que suelen sufrir la enfermedad desde la infancia, la insulina se produce en poca cantidad o no se produce, por lo que son necesarias inyecciones diarias de esta hormona.

La diabetes tipo 2, que aparece en la edad adulta y es la más común, se debe a  que no se pueden mantener los niveles de azúcar, a menudo porque el cuerpo no responde bien a la insulina.

La diabetes gestacional suele ser pasajera, se sufre durante el embarazo y lo más común es que el organismo vuelva a comportarse normalmente después de éste. Sufrir este tipo de diabetes también aumenta la probabilidad de sufrir posteriormente diabetes de tipo 2.

Aunque la diabetes es una enfermedad que nos acompañará toda la vida cabe comentar que hoy día este tipo de enfermos, con control médico, disfrutan de buena calidad de vida simplemente administrándose la insulina que necesitan y siguiendo una dieta especial que controla los nutrientes que toma con el alimento.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017