Excite

La depresión postvacacional también afecta a los niños con la vuelta al colegio

  • © Getty Images

No sólo a los adultos les afecta la vuelta a la rutina tras las vacaciones de verano. La depresión postvacacional, que España sufren entre el 30 y el 40% de adultos que están trabajando, también afecta a los más pequeños. Y es que los niños se enfrentan a un gran cambio, al que se le añade también el estrés de los padres por la vuelta al colegio.

Los más pequeños de la casa tienen que enfrentarse a un nuevo curso, recuperar su ritmo habitual de horarios, alimentación y actividades en muy poco tiempo. Algunos lo llevan con normalidad, otros con algo de tristeza y algunos con un trastorno que además, según los expertos, es más difícil de diagnosticar que en los adultos.

Para saber si un niño tienen depresión postvacacional, hay que vigilar los síntomas conductuales y los síntomas físicos. Primero, aparece la tristeza, pero después pueden padecer dolor de tripa, vómitos o insomnio. Asimismo, los niños con depresión postvacacional evitan cualquier conversación que tenga que ver con el colegio. Ante algunos de estos síntomas, lo mejor es hacérselo saber al tutor y, en casos graves, acudir al psicólogo, ya que si no se pone remedio el trastorno puede afectar a lo largo del curso.

Independientemente del grado de tristeza, es fundamental que la vuelta al colegio se haga de forma paulatina. En este sentido es aconsejable que durante los días antes del comienzo de clases se vayan adaptando los horarios y la dieta. Por otro lado, los padres deben darle normalidad y haber llevado a cabo todos los preparativos del colegio con antelación. Ya que el estrés y el consiguiente agotamiento de los progenitores se puede reflejar en los pequeños.

Publicado por María Rey - Perfil en Google+ - Leer más artículos de María Rey

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017