Excite

La ciencia del beso

Empleamos 36 músculos diferentes, nuestro corazón llega a registrar 100 puslaciones por minuto y nuestro cuerpo consume una media de 12 calorías. No se trata de la última innovación deportiva, sino de los recursos que nuestro organismo utiliza al dar un beso.

Esta materia de estudio es la que ha analizado el psiquiatra Jesús de la Gándara en su libro 'El planeta de los besos' donde ha concluido que "buena parte de nuestra felicidad depende de la cantidad de besos que nos dan o damos".

A esta conclusión ha llegado tras analizar varias investigaciones realizadas sobre la materia por parte de diferentes universidades.

Así, por ejemplo, investigadores estadounidenses aseguran que existe un gen que es el encargado de iniciar los cambios hormonales que desencadenan la pubertad. Por su parte, un estudio publicado en 1997 revela que el ser humano tiene neuronas que le ayudan a encontrar los labios de su pareja tanto con los ojos cerrados como en espacios sin luz.

Pero lo más importante es que cuando besamos apasionadamente se liberan hormonas, como las endorfinas, denominadas hormonas de la felicidad, y a las que se une la oxitocina y la testosterona, la primera relacionada con la lactancia y la excitación sexual, asicomo la adrenalina, responsable de elevar la tensión arterial y los latidos del corazón.

Sin embargo, la nota trsite la pone ese 10% de la población mundial, unos 650 millones de personas, que aseguran no haberse besado nunca.

Imagen:pasiones.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016