Excite

La altitud beneficia a los enfermos renales

En ocasiones, factores naturales como la altitud pueden incidir de forma determinante en el bienestar de personas enfermas, concretamente en aquellos pacientes terminales que deben someterse a diálisis.

Al menos, eso es que lo confirma un reciente estudio realizado en la prestigiosa Universidad de Harvard, en Estados Unidos, a pacientes con enfermedad renal los cuales llegaban a tener hasta un 15% menos de riesgo de fallecer si vivían a más de 1.200 metros de altitud sobre el nivel del mar.

La razón de este sorprendente hallazgo parece estar en un fenómeno denominado hipoxia, esto es, menor concentración de oxigeno en la sangre que conlleva a su vez una mayor concentración de hemoglobina en las personas que viven en aquellos lugares con mayor altitud.

La eficacia de esta teoría ha quedado demostrada tras haber analizado a más de 800.000 enfermos renales que habían iniciado un tratamiento con diálisis y que nunca habían recibido un trasplante de riñón.

La investigación se realizó en un periodo de cinco años en los cuales se observó que pacientes que vivían entre los 76 y los 609 metros presentaban un 3% menos mortalidad; un 7% en el caso de los residentes entre 610 y 1.218 metros; un 12% en quienes viven entre 1.219 y 1.828 y un 15% por encima de esta altitud.

Imagen: lacoctelera.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016