Excite

Kate Moss, de infanta terrible de la moda a escultura en oro

Surgió de la nada, llego a ser la imagen de la anti-moda en los 90, subió a lo más alto para caer en picado debido a su conocida afición a las drogas. Lo último ha sido convertirse en una escultura de oro. Te descubrimos a Kate Moss.

Katherine Ann Moss nacida en un suburbio del sur de Londres, vino, vió y venció. Saltó a la fama con sólo 14 años gracias a Sarah Doukas, la fundadora de la prestigiosa agencia de modelos Storm, quien por avatares del azar se cruzó con ella en el aeropuerto JFK de Nueva York. Desde aquí todo fue coser y cantar y a veces llorar.

Su extremada delgadez inspiró la silueta ideal de cómo debería ser una modelo en los años 90. Se puede llegar a decir que incluso puso de moda la anorexia. Se convirtió en la imagen de prestigiosas marcas internacionales como Gucci, Versace, Chanel o Dolce & Gabbana que después le dieron la espalda tras conocerse sus devaneos con las drogas entre pasarela y sesiones de fotos.

En 2002 posó desnuda cuando estaba embarazada de su hija Lila Grace, fruto del amor con Jefferson Hack. Esta imagen inspiró a muchas otras modelos y actrices a hacer lo mismo. Su retrato se subastó por nada más y nada menos que casi 4 millones de libras esterlinas. Un nuevo récord en su abultada carrera de excentricidades.

La última locura es la servir de modelo para la creación de una estatua en oro de la modelo. La Kate Moss de oro pesa aproximadamente 50 kilos y tiene un valor de 1,5 millones de libras. En estos momentos y hasta el 25 de enero se puede contemplar en el Museo Británico de Londres. ¿Que será lo siguiente...?

Imagen: "Jturn", en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016