Excite

Jugar a la petanca es como meditar

No puedo imaginarme la cara que pondrían los abuelos de mi barrio si les dijera que, según un maestro budista, jugar a la petanca es como practicar meditación zen.

Al menos eso es lo que sostiene en su último libro este francés que sido rebautizado como maestro Kaisen tras decantarse por dedicar su vida al budismo.

La publicación que lleva por título El espíritu de la petanca se ha convertido en un éxito de ventas en Francia y en ella se asegura que practicar este deporte ancestral con el espíritu "adecuado" te hace crecer interiormente.

Pero el maestro Kaisen va aun más allá al afirmar que jugando a la petanca puede llegarse a saborear la eternidad ya que, en determinados momentos, "te olvidas de ti mismo y de los otros".

Sin embargo, más allá de la similitudes entre la petanca y la meditación lo cierto es que cualquier práctica deportiva hace que el ser humano se centre en su afán de mejorarse continuamente y eso, sin duda, es una de las cosas más reconfortante que tiene el hombre.

Imagen: flatraining.blogspot.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016