Excite

Pasos para una inseminacion artificial casera

Probablemente la mayor ilusión que puede tener una mujer en su vida es la de ser madre. Cuando pasan los años y esto no se consigue muchas buscan nuevos métodos. Uno de ellos es el de la inseminación artificial casera, si bien no es el más recomendado, sí que puede ayudar a quedarse embarazada.

Misma efectividad que practicar sexo

Una inseminación artificial casera es una auto inseminación que se realiza a nivel vaginal. Esto es que se libera esperma en el fondo de la vagina, como si se tratase de una relación sexual. Es un tipo de inseminación muy habitual en madres solteras y se puede realizar siguiendo unos simples pasos.

Guantes, jeringa, suero y un recipiente, utensilios

Lo primero que hay que hacer es colocarse unos guantes de vinilo y se deposita el esperma en un recipiente para tal fin. A este se le añade una pizca de suero a unos 36 grados para que esté algo más fluido.

Se coge una jeringa estéril de 2 a 5 ml sin aguja y se succiona el semen. La mujer se tumba con las piernas abiertas y se introduce con cuidado la jeringa en interior de la vagina. Hay que tener cuidado de no rozar nada.

Una vez hecho esto se vuelve a succionar un par de milímetros de suero y se repite la operación. Con esto se consigue introducir también los espermatozoides que se han quedado en las paredes de la jeringa.

Es conveniente que tras haber sufrido la inseminación, la mujer permanezca tumbada durante una media hora. Es mejor hacerlo en mitad del ciclo menstrual.

Una técnica sin reconocimiento médico

La inseminación artificial casera es una técnica reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), sin embargo no se considera técnica médica al no haber personal médico en ella. Sus resultados no son mejores que los de una relación sexual y recomiendan otro tipo de inseminaciones con técnicas más avanzadas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017