Excite

Hacerse un selfie es un síntoma de trastorno mental

  • © Getty Images

Riendo, cantando, bebiendo, da igual. Lo importante es hacerse una foto y publicarla en las redes sociales. Esta moda de hacerse un selfie, o lo que es lo mismo tomar una foto de uno mismo, podría ser síntoma de padecer un trastorno mental. Según la Asociación Americana de Psiquiatría (APA), hay un vínculo entre los selfies y los trastornos derivados del narcisismo.

Antes de que la palabra selfie alcanzara la fama que tiene hoy día, ya había numerosos autorretratos en las redes sociales como muestra de que el retratado lo había pasado en grande. Ahora, ese comportamiento, llevado al extremo, podría afectar a la autoestima, despertar un trastorno narcisista y llevar a la depresión.

Como en todas las enfermedades hay grados y la selfitis también los tiene. Según la escala de la APA, están los que padecen selfitis borderline, dos o tres autofotos al día pero no la publican en redes; los que tienen selfitis aguda, que sí las publican; y los enfermos de selfitis crónica, que comparten en redes al menos seis fotos al día.

FOTOGALERÍA: Las fotos belfie más impactantes de las famosas: Lady Gaga, Miley Cyrus y Beyoncé entre otras

La búsqueda de atención social y de recibir los mejores comentarios cada vez que se comparte una imagen de uno mismo está vinculado con un trastorno narcisista. Aunque solo sería preocupante en casos compulsivos. De momento, la selfitis no tiene tratamiento, pero como remedio temporal se propone la terapia cognitivo conductual. Y reducir el número de selfies diarios...

Publicado por María Rey - Perfil en Google+ - Leer más artículos de María Rey

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017