Excite

Hacer correctamente una biosia

Hacer correctamente una biosia supone llevar a la práctica un procedimiento quirúrgico menor que permite obtener del paciente una muestra biológica de líquido, tejido u órgano, con vistas a llegar al diagnóstico certero de una dolencia de carácter inespecífico o dudoso, con especial protagonismo en la diferenciación de tumores malignos o cancerosos de aquellos de naturaleza benigna. hacer una biosia

Fundamento y objetivos de las biopsias

Hablamos de una técnica diagnóstica traumática que supone la extracción de minúsculos fragmentos de tejidos u órganos o de cantidades de determinados fluidos orgánicos destinadas a la investigación de su naturaleza celular en laboratorio, de suerte que las conclusiones obtenidas permitan determinar con la mayor fiabilidad posible el diagnóstico de una enfermedad o el descarte de puntuales afecciones como pueden ser las neoplasias.

Las diferentes propiedades histológicas de las masas tumorales benignas y malignas otorgan a este procedimiento una excepcional utilidad para el diagnóstico del temido cáncer, resultando concluyente, de cara a la valoración del alcance de una posible metástasis, la ejecución de una biopsia de los tejidos circundantes al foco maligno.

Dentro de sus variadas utilidades, se recurre a la biopsia en casuísticas infecciosas o inflamatorias de orígenes inciertos, ante las cuales las tradicionales pruebas diagnósticas basadas en análisis bioquímico, microbiológico o radiológico son inoperativas por su escasa sensibilidad diagnóstica. También es aconsejable su realización para hacer compatibles los tejidos donante y receptor previamente a un injerto o trasplante.

Debe anotarse que en general se trata de una intervención apenas dolorosa, lo que no obsta para la administración, en determinados casos, de anestesia local. Solamente aquellas biopsias que pretenden abordar un órgano de difícil acceso o localizado en regiones interiores muy pobladas de vísceras demandan la aplicación de anestesia general.

Por contra, debe tenerse asimismo en consideración que no es un método diagnóstico exento de riesgos clínicos, resultando factible, aunque altamente improbable, provocar lesiones en órganos o hemorragias internas, e incluso desencadenar una infección por la inoculación accidental de gérmenes. No obstante, este perfil de riesgo ha quedado modernamente minimizado en base a una rigurosa asepsia y a un férreo control radiográfico de la intervención mediante ecografía, tomografía axial computarizada o resonancia magnética nuclear, que facilitan una precisión exquisita en el manejo y la dirección de la aguja.

De entre la multitud de localizaciones orgánicas que justifican hacer correctamente una biosia, sin ánimo de agotar el catálogo podemos hablar de:

  • Huesos, por vía percutánea para diagnosticar neoplasia u osteopatología infecciosa.
  • Médula ósea, para diagnosticar cáncer en alguna de las líneas celulares sanguíneas.
  • Endometrio, en búsqueda de alteraciones del endometrio que puedan ser origen de emisiones hemorrágicas.
  • Riñón, útil en supuestos de insuficiencia renal, glomerulonefritis o posible nefroma. Habitualmente se lleva a cabo de forma percutánea.
  • Hígado, para diagnosticar hepatitis, degeneración o cáncer, atravesando un espacio intercostal en el lado derecho o anterior del abdomen.
  • Otras: de nódulo de pulmón, de nódulo linfático, de nódulo mamario, de músculo, de nervios, de testículos o de tiroides, todas ellas mediante aguja o quirúrgicamente, cursando de forma ambulatoria la mayoría de las realizadas con aguja, sistema idóneo por su mínima invasividad que admite su praxis en la mayoría de las zonas corporales.

Las diferentes técnicas para la realización de biopsias

  1. Punción/aspiración: comúnmente se practica en lesiones palpables, permite abordar un órgano de forma percutánea mediante una aguja que rasga y retiene la muestra de tejido. La modalidad por aspiración con sonda requiere anestesia local, mientras que si se hace con aguja fina no se precisa.
  2. Punción tru-cut: requiere anestesia local y una pequeña incisión. Suele ser de elección en nódulos fácilmente palpables que revelen indicios de malignidad.
  3. Endoscopia: de utilidad en el discernimiento de diferentes patologías de órganos diáfanos como bronquios, vejiga urinaria o tubo digestivo (excepto el intestino delgado que es inaccesible), con ayuda de un tubo óptico con sistema de iluminación y recurriéndose a psicofármacos para disminuir la sensibilidad al máximo. El endoscopio se denomina laparoscopio cuando se aborda la cavidad abdominal.
  4. Estereotáxica: apropiada para lesiones mamarias no palpables diagnosticadas por ecografía, también para estudio de microcalcificaciones. Necesita anestesia local y apoyo de sistemas radiológicos de guía.
  5. Quirúrgica o abierta: se practica en el transcurso de una intervención quirúrgica cuando las técnicas anteriores son descartadas o hay fundadas sospechas de requerirse una extirpación. En estos casos, el cirujano espera el resultado para proceder eventualmente a la eliminación de las zonas enfermas, con el objetivo de no tener que intervenir en una segunda ocasión.
  6. Resección: extirpación de la totalidad de una parte orgánica alterada que se desea someter a análisis, tratándose del método de elección en sospecha de tumores cutáneos y mamarios, precisando anestesia local.
  7. Trepanopunción: para obtención de muestra de médula ósea, mediante aguja de gran calibre en la unión entre pelvis y raquis. Esta técnica es un recurso en caso de tumores voluminosos que no soporten una aspiración o cuando hay que someter la médula ósea a estudio laboratorial.

Aplicaciones de las biopsias

A la hora de hacer correctamente una biosia deben valorarse diferentes circunstancias que determinarán el método a elegir, la necesidad de administrar anestesia y las precauciones post intervención. En cualquier caso, se trata de un procedimiento enormemente práctico en el discernimiento de la naturaleza de patologías complejas, especialmente neoplasias y procesos degenerativos e inflamatorios.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018