Excite

Fractura la pierna de su hija 300 veces por este motivo

Elsie Moravek es una niña de cuatro años a la que su madre le fracturó la pierna 300 veces. Lo que podría parecer una caso extremo de maltrato, en realidad fue un acto de amor increíblemente difícil.

Elsie nació con una rara condición llamada deficiencia focal femoral proximal, que significa que una de sus piernas no se desarrollaba como la otra, sino que era mucho más corta. Las opciones médicas era la amputación, a la que los padres se negaron, la colocación de una prótesis o un procedimiento largo y doloroso para alargarle la pierna, que implicaba tener que fracturársela constantemente. Esta última opción es la que eligieron los padres.

La cadera y la pierna de la parte izquierda de Elsie no se habían formado por completo, y solo llegaban hasta la altura de la rodilla derecha. Después de una operación de 6 horas para reconstruir la rodilla, tobillo y cadera de Elsie, la niña pudo por fin caminar a la edad de 21 meses. Se le colocó un pie prostético que compensaba la diferencia de longitud de sus piernas. Pero en agosto de 2015, cuando Elsie ya tenía 3 años, empezó la parte más difícil.

En otra intervención quirúrgica, se partieron el fémur y tibia izquierdos y se ajustó un separador externo, con 10 tornillos que atravesaban piel, músculo y hueso. Tres veces al día, Jackie, la madre de Elsie, tenía que girar los tornillos para separar los huesos de la pierna un milímetro, impidiendo que la fractura curara. De esta manera, se consiguió que creciera nuevo hueso, músculo y piel, hasta llegar a alargar la pierna 11 centímetros durante un período de 4 meses, un total de 300 veces.

FOTOS: 16 inventos que queremos tener ¡ya!

Jackie declara que hizo lo mejor por su hija, pero que ver todo el dolor que Elsie sufrió le rompía el corazón. También explica lo difícil que era reunir el valor cada día para fracturarle la pierna de nuevo a su hija. Lo peor, sin embargo, era limpiar las heridas abiertas en las que estaban insertados los 10 tornillos.

Aunque ahora las dos piernas de Elsie tienen la misma longitud, a medida que crezca volverán a quedar desparejadas, pues el problema de base no tiene cura, de manera que tendrá que volver a someterse el mismo tratamiento cuando acabe de crecer. Aparte de eso, Elsie podrá hacer una vida normal como cualquier otra niña de sus edad.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017