Excite

¿Quieres ser feliz? Sigue estas simples reglas cotidianas

¿Cuántas veces te han prometido "Siga estos consejos y usted será feliz"? Honestamente os habéis ya cansado un poco de beber té verde, comer frutas y verduras, y del ejercicio. Y de abrazos bien intencionados no sólo se vive. A continuación os presentamos pequeñas pero importantes cosas que, cada día, pueden marcar la diferencia. ¿Empezamos?

DEDICA AL ARMARIO ALGUNOS MINUTOS: Admítelo, por la mañana nos sentimos mal, nos levantamos de mal gas, y vemos el desastre que ha renacido durante la noche en nuestra cara. ¿Por qué coger lo primero que vemos en el armario, y esperar a que hayamos acertado con el atuendo como en una lotería? ¿Estás harto de ser confundido con un sin techo en la plaza, o incluso oír a tu jefe que se viste como un refugiado de guerra, decir: "Azul y negro, que horror de verdad." Elige la ropa con calma y seguro de que será perfecto. No penséis que nadie se dará cuenta de vuestros zapatos, si mantenéis los pies bajo la mesa. Vestir de un modo que nos gusta, nos hace sentirnos más seguros frente a nuestro día y aumenta la autoestima.

COME, AHORA: haz un desayuno digno de ese nombre. ¿tienes prisa y esnifas los copos de maíz? ¿No tienes el tiempo para una taza de leche? Estás empezando tu día mal. Siéntate, recupérate, pero sobre todo, come algo que realmente te guste. Imagínate lo que sería despertar con la idea de comer algo delicioso: un trozo de chocolate, un cruasán. ¿Tus dulces favoritos cuesan un riñón en el mercado negro? Abastécete durante las ofertas o invierte el dinero (vale la pena). Por la mañana habría que comer huevos, tocino, cordero y rabo de toro. Si los tienes de la noche anterior, por la mañana caliéntalos en el microondas. ¿Estás loco por la maracuyá y solo la puedes lograr marcándote un viaje a El Paso? Compra por Internet. En resumen, haz todo lo posible para comenzar con un pensamiento agradable, un mimillo. Empáchate de cosas buenas.
MÁRCATE UNA CANCIONCILLA Y MUEVE ESAS CADERAS: trata de poner un poco de música mientras te vistes o te duchas. No tengas miedo a atreverte incluso si es por la mañana: ¿si te gusta Metallica y son sólo las 7 a quién le importa? Canta, baila, y muévete hasta sentir ridículo de tí mismo. Si no tienes tiempo para tanto, al menos escucha tu música favorita en el coche o en el camino que te lleva a trabajar. La música te hace feliz, especialmente por la mañana.
MÁRCATE UNA CANCIONCILLA Y MUEVE ESAS CADERAS: trata de poner un poco de música mientras te vistes o te duchas. No tengas miedo a atreverte incluso si es por la mañana: ¿si te gusta Metallica y son sólo las 7 a quién le importa? Canta, baila, y muévete hasta sentir ridículo de tí mismo. Si no tienes tiempo para tanto, al menos escucha tu música favorita en el coche o en el camino que te lleva a trabajar. La música te hace feliz, especialmente por la mañana.
POCO PERO BUENO: Ha llegado la pausa para comer. Si piensas en comerte un sandwich delante del ordenardor, mejor ponte a llorar ahora mismo. Haz algo chulo para mejorar el día. ¿Tienes poco tiempo? No importa... da un par de pasos, mira los escaparates, busca un parque cerca y túmbate sobre la hierba, asegurate de encontrar un lugar desde el que se vea el mar, o esté al sol, entra en una tienda y hazte un regalillo (que sea pequeño o acabarás en bancarota al día diez) come algo apetitoso, llama a un amigo, programa algo para la noche o el fin de semana. Muchas de estas cosas se pueden hacer en menos de media hora.
OLVIDA TODO: Si tu trabajo es estresante o simplemente te da asco, recuerda darle el tiempo que se merece. Olvídalo todo en cuanto salgas: camina orgulloso por la calle, cierra la puerta a tu espalda e imagina que el edificio explota como en una película de Misión Imposible. No pienses en ello más, olvida fechas y problemas, dedicate a otra cosa. Pero no se lo cuentes a tu jefe…
APRENDE A SUFRIR PARA ESTAR MEJOR: si, es verdad, parece una frasecita zen pero en realidad es algo mucho mas terrenal. No necesitas vivir la vida de un artista apaleado para escribir después canciones dramáticas y forrarte con ellas (aunque lo de forrarse estaría bien). Simplemente ve a la piscina o al gimnasio, sal a correr o apúntate a Zumba, da lo mismo. Sufrirás, pensarás que no mereces eso, dirás que estás destruido después de 8 horas de trabajo pero al final de esos 60 minutos te sentirás una persona mejor: en paz contigo mismo, satisfecho y encima estarás más bueno. Pequeñas satisfacciones que nos hacen más felices. ¡No puedes imaginar cuanto, pruébalo!
APRENDE A SUFRIR PARA ESTAR MEJOR: si, es verdad, parece una frasecita zen pero en realidad es algo mucho mas terrenal. No necesitas vivir la vida de un artista apaleado para escribir después canciones dramáticas y forrarte con ellas (aunque lo de forrarse estaría bien). Simplemente ve a la piscina o al gimnasio, sal a correr o apúntate a Zumba, da lo mismo. Sufrirás, pensarás que no mereces eso, dirás que estás destruido después de 8 horas de trabajo pero al final de esos 60 minutos te sentirás una persona mejor: en paz contigo mismo, satisfecho y encima estarás más bueno. Pequeñas satisfacciones que nos hacen más felices. ¡No puedes imaginar cuanto, pruébalo!
PEQUEÑAS JOYAS DE LA NOCHE: por la noche haz algo chulo. No tiene por qué ser algo escandaloso. De hecho no se puede salir todas las noches a cenar fuera y menos tal y como anda el mundo. La idea de pasar una agradable velada en cambio es algo que transforma el día. Así que aprende a disfrutar de las pequeñas cosas: piensa que en la tele hoy dan tu programa preferido, en la pizza que vas a pedir, en tu sofá o en tu pareja que ya te espera.
FACEBOOK MIENTE: no le des crédito a las redes sociales. En Facebook todos son ultrafelices, tienen parejas perfectas y amigos sonrientes, viajan a todas horas, viven de marcha 24 horas y ganan más. La mayoría de las veces mienten. Cada uno muestra lo mejor de ellos mismos, ¿pero sabes cuanta mercancía falsificada gira por ahí?
AMIGOS IMAGINARIOS: a veces hace bien vivir una vida distina y evadirnos. Si no puedes permitirte un fin de semana para trabajar tus relaciones sociales, te basta hacerte fan de una larga serie, una con muchos episodios. Te encariñarás de los personajes, te parecerá que son tus amigos, te pondrás en su lugar, y en cierto modo, vivirás otra vida. Obviamente usa la racionalidad. La línea entre entretenimiento y sanatorio es muy fina…
EN EL FONDO MOLO: Cuando entierres la cabeza en la almohada y hagas balance del día, siéntete satisfecho. Encuentra algo por lo que sentirte orgulloso: has cuidado de ti mismo, has dejado pasar a un peatón, te has cortado el pelo y te queda estupendamente. En resumen, siente que molas. Siempre.
EN EL FONDO MOLO: Cuando entierres la cabeza en la almohada y hagas balance del día, siéntete satisfecho. Encuentra algo por lo que sentirte orgulloso: has cuidado de ti mismo, has dejado pasar a un peatón, te has cortado el pelo y te queda estupendamente. En resumen, siente que molas. Siempre.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017