Excite

¿Es verdad el hipnotismo?

Cada vez que se pone de moda en la televisión un programa en el que sale un hipnotizador, muchos quedan sorprendidos o estupefactos ante lo que ven sus ojos, pero también es verdad que hay una gran mayoría que se pregunta si esto de la hipnosis es verdad o se trata de un cuento chino.

    @Vertele - Twitter

Ni una cosa ni la otra

Antiguamente hemos visto en la televisión a un sin fin de magos, hipnotizadores, o ilusionistas que buscaban un voluntario entre el público y lo hipnotizaban como por arte de magia sumergiéndoles en un profundo sueño, y haciendo que al despertar pensaran que eran un caballo o una cabra.

Todo esto sorprendió y divirtió en su momento a muchos, pero también produjo que los más escépticos dudaran que lo que estaba ocurriendo ante sus ojos fuera cierto. Pronto surgieron las primeras teorías de los desconfiados que decían que el voluntario del público estaba 'compinchado' con el hipnotizador.

Para acabar con esta sospecha, comenzaron a aparecer hipnotizadores que sacaban personas del público al azar para hipnotizarlas, pero entonces los detractores pensaron que estaría todo preparado de antemano. Los hipnotizadores perdieron fuerza pero entonces, a algún programa se le ocurrió que el hipnotizador podría hipnotizar a famosos para tener mayor credibilidad y repercusión porque, un famoso no iba a engañar a sus fans, ¿o quizá sí?

La verdad sobre la hipnosis

El hipnotismo existe y se puede aplicar sobre determinadas personas. El problema es que para que la hipnosis sea eficaz, se tienen que dar muchos factores condicionantes. Para empezar, a diferencia de lo que se nos ha vendido en muchos programas de televisión, la persona que va a ser hipnotizada tiene que querer serlo. Si no está receptiva, no hay nada que hacer.

Por otra parte, hay personas que nunca pueden ser hipnotizadas. Aunque estén receptivas, no son nada susceptibles y esto hace imposible que se lleve a cabo la hipnosis. Otro factor que ayuda a la hipnosis es la imaginación de la persona que va a ser hipnotizada. Cuanto más sepa imaginarse cosas que no están delante suya, más fácil será que haga un viaje hipnótico y tenga una experiencia más vivida.

FOTOS: Los 10 actos más disparatados que hacemos en Semana Santa

Por si no ha quedado claro, vale la pena remarcar que la hipnosis depende más del sujeto que del propio hipnotizador. Este último debe tener una serie de habilidades entrenadas a la hora de sugerir cosas a la persona. Debe mantenerse firme dando instrucciones, tener una voz calmada y sugerente y mostrar seguridad. No obstante, ni la persona del mundo que tenga más desarrolladas estas habilidades podría hipnotizar a alguien que no es susceptible de ser hipnotizado.

Por último, el proceso hipnótico lleva mucho más tiempo de lo que se suele ver en televisión. Hacer eso de "1,2,3 duerme, cuando despiertes pensarás que estás desnudo" y que ocurra, es totalmente imposible. Los profesionales que usan la hipnosis en su terapia tardan cerca de una hora en tener a la persona relajada y totalmente susceptible. Así que ya sabes, todo lo que salga en la televisión de ese estilo rápido de "1,2,3 duerme", es totalmente falso. Y sí, hay famosos que también nos han querido engañar. Es una pena.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019