Excite

¿Es realmente más sano ser vegetariano?

Los que deciden prescindir de todos los alimentos de origen animal tienen sus razones, que pueden ser éticas y morales o simplemente de salud. Pero como el ser humano es por naturaleza omnívoro, una dieta estrictamente vegetariana también puede presentar problemas.

    ® Getty Images

Los beneficios

Uno de los beneficios más obvios de seguir una dieta vegetariana es el menor riesgo de desarrollar obesidad, ya que su alimentación se compone de elementos que sacian con pocas calorías. Por ende, se evita también el riesgo de desarrollar todas las enfermedades asociadas al sobrepeso, como las cardiovasculares, la diabetes tipo II y otras. Al evitar alimentos de origen animal, se ingieren muchas menos grasas saturadas y menos colesterol. Por tanto, es de esperar que no se desarrolle hipertensión ni los problemas asociados.

Los problemas

El principal problema al que se enfrenta una dieta vegetariana es la deficiencia de nutrientes. Los vegetales en general contienen pocas proteínas, de manera que hay que compensarlas de otra manera, principalmente con legumbres. Aunque los vegetales contienen muchas y variadas vitaminas, una esencial, la vitamina B-12, se encuentra solamente en los alimentos de origen animal. La dieta ovo-lacto-vegetariana puede obtener suficiente vitamina B-12 de los huevos y la leche pero, en otro caso, hará falta tomar suplementos de B-12.

Otras deficiencias pueden ser el calcio y los ácidos grasos omega-3. De nuevo, los vegetarianos necesitan estar muy atentos a su dieta para incluir estos nutrientes, pero es habitual que tengan que tomarlo en forma de suplementos.

Además, se trata de un cambio radical en la alimentación que requiere un tiempo de adaptación psicológico. Esto es un problema menor, por supuesto, pero puede dificultar las relaciones sociales ya que no es tan sencillo encontrar platos adecuados cuando se come fuera.

Otra consideración importante: si existen condiciones previas como osteoporosis o diabetes, es esencial consultar con profesionales de la salud antes de pasarse a una dieta vegetariana, que podría interferir en el tratamiento.

FOTOS: ¿Qué se podía comprar con 100 pesetas?

Como consideración final, aunque la opción de la dieta vegetariana tiene sus inconvenientes, es una elección que un adulto puede tomar. Por contra, los niños que crecen con una dieta vegetariana muestran significativos retrasos en el crecimiento, por lo que está totalmente desaconsejada. Lo mismo puede decirse de empeñarse en que animales de compañía como perros y gatos, que son carnívoros, coman solo vegetales.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019