Excite

La enfermedad de Crohn: diagnóstico, síntomas y su tratamiento

La enfermedad de Crohn es una afección que causa inflamación, hinchazón e irritación en cualquier parte del tubo digestivo. Afecta más a menudo el íleon, que es el último fragmento del intestino delgado.

Los síntomas de la enfermedad de Crohn y su tratamiento dependerán de donde se localiza la afección, así como los problemas y tratamientos anteriores a la dolencia.

Síntomas, diagnóstico y tratamientos

Las personas que la padecen la enfermedad de Crohn presentan diversos problemas: deben recibir una dieta especial para obtener los nutrientes necesarios de los que carecen. En los niños provoca problemas de desarrollo en el crecimiento y su diagnostico es complejo, teniéndose que realizar muchas pruebas para ello.

Síntomas

Los síntomas de la enfermedad de Crohn pueden incluir dolor abdominal, diarrea, hemorragia, pérdida de peso y fiebre. Para diagnosticarla se requiere un examen físico, pruebas de sangre y muestras de heces entre otras pruebas.

En la enfermedad de Crohn, el tratamiento tiene por objetivo reducir la inflamación, aliviar síntomas y corregir los problemas nutricionales. Este tratamiento puede llevarse a cabo por medio de medicamentos, cirugía, nutrición, alimentación y una dieta, aunque hay quien defiende también el uso de la homeopatía.

Tratamiento por medicamentos

Los medicamentos antiinflamatorios son muy recomendables como primera opción para tratar la enfermedad de Crohn porque ayudan a detener tanto la inflamación como la diarrea y disminuyen el dolor.

Los esteroides también ayudan a reducir la inflamación pero su uso no es recomendable por mucho tiempo por sus graves efectos secundarios.

Otro medicamento con el que se trata esta enfermedad, son los supresores del sistema inmunitario. Estos impiden que el sistema inmunitario ataque material extraño inofensivo.

Las terapias biológicas son medicamentos que se administran mediante una inyección. Se usan cuando los demás no están reduciendo la inflamación o si el paciente tiene fístulas con abscesos. La meta de estos medicamentos es hacer sentir mejor a la persona evitando el uso de esteroides durante un tiempo.

Los antibióticos también pueden ser eficaces con la enfermedad de Crohn. Ampilicina, sulfonamida, cefalosporina, tetraciclina o metronidazol se usan para tratar el sobrecrecimiento de bacterias en el intestino delgado, causado por estenosis, fistulas o cirugía.

Medicamentos contra la diarrea y reemplazo de líquidos. Los antidiarreicos incluyen codeína, difenoxilato y loperamida. Al sufrir diarrea se debe tomar mucho líquido para combatir la deshidratación. Si la diarrea no mejora, se debe recibir urgentemente un tratamiento que podría incluir líquidos administrados a través de un tubo que se introduce en la vena del brazo.

Tratamiento por cirugía

Solo en caso de no conseguir los resultados necesarios con los medicamentos para tratar las fistulas, obstrucciones, abscesos y las hemorragias se requiere de la cirugía.

Una de las técnicas quirúrgicas que se puede practicar es la resección intestinal, donde se retira la sección enferma del intestino y se vuelven a unir las partes sanas. El cirujano puede optar por la proctolectomia si se tiene que retirar el recto y una parte del colon.

La cirugía no cura la enfermedad de Crohn permanentemente, lo que hace que a veces sea necesario hacer más de una cirugía ya que la enfermedad puede recaer en alguna zona próxima al punto donde se cortó el intestino.

Dieta, alimentación y nutrición en la enfermedad de Crohn

Se puede seguir una dieta especial recetada por el médico que aporte los nutrientes necesarios para combatir la enfermedad. Durante las fases agudas de la enfermedad, es posible recibir nutrición intravenosa para dejar descansar el intestino.

No se conocen alimentos que causen daño o inflamación intestinal pero los picantes, el alcohol, las comidas grasosas y los productos lácteos pueden empeorar la diarrea y los cólicos. Se debe tener una dieta saludable y evitar alimentos que puedan empeorar los síntomas.

Una actitud positiva también ayuda

La enfermedad de Crohn con un tratamiento adecuado puede ser mucho más fácil de llevar. Los grupos de apoyo pueden ayudar a las personas con enfermedad de Crohn a reducir el estrés producido por la misma.

Además, la investigación sigue avanzando y se están estudiando nuevos medicamentos que podrían ser más efectivos que los tratamientos actuales.

Normalmente, el que padece la enfermedad de Crohn necesita tomar medicamentos y hacerse otros tratamientos, pero esto puede ir ligado a sentirse mucho mejor y hasta la posibilidad de no padecer dolencias por un tiempo.

Tener la enfermedad de Crohn no aparta a quien la sufre necesariamente de tener una vida activa, formar una familia y no tiene por qué inhabilitar para trabajar.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018